Inicio / Deportes / Fútbol / Macri por la privatización

Fútbol / Macri por la privatización

En contra de la historia societaria y colectiva de las instituciones deportivas argentinas, el presidente Mauricio Macri insistió con su idea de que algunos clubes de fútbol se reconviertan en sociedades anónimas al asegurar que “el fútbol no puede seguir así”.

“El fútbol acompañó el desorden imperante en el resto del país”, dijo Macri por una emisora siempre dispuesta, Radio Mitre, y agregó que “estamos intentando volver al siglo XXI. El fútbol es deficitario, poco transparente, lleno de oscuridades. El fútbol debe ir a una reforma”.

Lo que no explicó es porqué el fútbol y sus dineros podrían transparentarse en manos de grandes corporaciones. En la actualidad las comisiones directivas resultan elegidas por el voto de los asociados, y los sectores opositores pueden controlar y reclamar auditorías. La conversión de las instituciones en empresas privadas cercenaría esa posibilidad.

“No puede ser -amplió Macri- que un dirigente vaya a un club y en función de en algunos casos, sacar algún beneficio personal, a los cuatro años uno encuentre que el club está fundido. Esto es el hincha que se muere”. El argumento, demagógico, hace hincapié en “el hincha” para dejarlo definitivamente fuera de concurso.

Asimismo, insistiendo con su idea de que haya sociedades anónimas en el fútbol, el Presidente indicó que “no podemos inventar la rueda, ya está inventada en el mundo”, a la vez que consideró que debe haber “mayor transparencia, mejor asignación de referís, mejor competencia, mejores espectáculos, mejores equipos”.

“Si el mundo aceptó obligatoria o voluntariamente la figura de las sociedades anónimas, el fútbol argentino lo tiene que aceptar”, manifestó, intentando revertir uno de los grandes logros del deporte argentino: la razón social de sus clubes.

“Todos (los clubes) tienen que pagar los salarios, tienen que pagar los impuestos, tienen que tener las canchas en orden, así sean una sociedad anónima o una entidad sin fines de lucro”, agregó, como si ello no ocurriera desde hace bastante tiempo a esta parte.

Asimismo, consideró que “el Estado tiene que hacer su parte, que es sacar a los barras de las canchas, que los que vayan a las canchas sean espectadores o socios, pero que no crean que es un lugar para cometer abusos”. Dijo que es un proceso que “llevará tiempo”, pero remarcó que el Estado “está empeñado en eso”.

Ante los episodios conocidos en los años recientes, sería interesante arrancar por el club donde sostiene hegemonía dirigencial, Boca Juniors, donde el vínculo entre sectores de la hinchada más violentos y la cúpula institucional han sido denunciados en reiteradas oportunidades.

GF / LSM / CPFS

Comentarios

comentarios

Visite también

LDT-1931-Chacarita-Boca

FUTBOL / ¿Existió el amateurismo? ¿Todo fue profesionalismo? Una mirada integral sobre un debate.

Por Carlos Aira (*) En los últimos días se reavivó el debate por la historia profunda …