Inicio / Deportes / LA BOMBONERA / A 50 años del sueño de “La Ciudad Deportiva”

LA BOMBONERA / A 50 años del sueño de “La Ciudad Deportiva”

Por JOSÉ LUIS PONSICO (*)

El imaginario “xeneize” hoy está entre la ampliación de “La Bombonera” o estadio nuevo. La comisión directiva contrató al arquitecto esloveno Tomás Camernik para el proyecto.

Hace 50 años el legendario Alberto J. Armando imaginaba “La Ciudad Deportiva”. El sueño incumplido. Aquel proyecto contemplaba un estadio para 120 mil personas. Con las tierras “ganadas” al Río de la Plata

La antigua visión de Antonio Liberti, River´35, inauguración del Monumental, consumada, 25 de mayo del´38. Alberto J. Armando obtuvo 45 hectáreas en la Costanera Sur, orillas del Río. Donde nace Humberto Primo. El Concejo Deliberante aprobó la concesión de tierras.

El presidente de Boca anticipó construir estadio “moderno”, en amplio predio. Hubo arquitectos que trabajaron en la urbanización de Brasilia. La “Ciudad Deportiva” resultó la gran frustración del “caudillo” boquense.

Los vaivenes políticos, económicos determinantes en medio de asonadas militares, cambios de timón, revueltas sociales y el “rodrigazo”, frustraron el sueño del “Puma” Armando en el´75

En el´69, pleno apogeo del proyecto el titular boquense indujo al “9” de Boca, Nicolás Novello, “mover la pelota el 25 de mayo del´75”, dijo Armando. Boca ya había invertido en “La Candela”, a cargo de Bernardo Gandulla en inferiores. El sueño del gran estadio no pudo ser hace medio siglo

En otro plano, la zona sur logró revivir otro sueño: transformar el Puerto de Buenos Aires en la “Ciudad Nueva”, Puerto Madero. Algo que consiguió en su proyecto el ex intendente Carlos Grosso (PJ. Capital)

En tiempos recordados por su campaña política previa al cargo electivo, apoyada por Franco Macri, padre del Presidente de la Nación, y el grupo SOCMA.

(*) Columnista de la Agencia Télam, AgePeBa. La Señal Medios / La Señal Fútbol

Comentarios

comentarios

Visite también

5ab903fb00a2e_1420_!

El sórdido ataque a los clubes

Por Carlos Aira (*) Entre secretos a gritos y miradas hacia el costado, el abuso infanto-juvenil es …