Inicio / Deportes / SIMEONE / “Revolución” en “Aleti” con legión argentina en la Champions

SIMEONE / “Revolución” en “Aleti” con legión argentina en la Champions

Por JOSÉ LUIS PONSICO (*)

En el siglo pasado el “patriarca” del Atlético Madrid, don Vicente Calderón, ocupó (ocupa, el estadio del Aleti lleva su nombre) el primer plano de los históricos. Ahora, Diego Pablo Simeone, 45 años, se instaló en el “Olimpo” madrileño.

La victoria del Atlético Madrid, en “el estadio Vicente Calderón” repleto de hinchas del “Aleti” sobre el poderoso Barcelona de Lionel Messi, duelo de argentinos, remitió una vez más a los valores de la “táctica” sobre la calidad técnica de un rival encumbrado.

Antes, Simeone confesó: “Barcelona tiene mejor equipo; el más costoso y más ganador de este tiempo. Pero ya le hemos ganado”, dijo. No agregó que, a veces, la astucia del entrenador, la valentía de los futbolistas y valor espiritual de un conjunto, iguala o mejora <armas< del rival.

El Aleti ganó un partido vibrante, lleno de emociones. Con un final para el infarto. Un contrataque de Felipe Luiz, lateral brasileño, recorrió 50 metros o más con pelota, llevándola con su pié izquierdo provocando la mano penal de Andrés Iniesta.

Enseguida el propio Iniesta, pudo ser expulsado. protagonizó una jugada propia de aquella hace seis años cuando <el Barsa< alcanzó empate angustioso ante el Chelsea de José Mourinho, Londres, con disparo desde el borde del área. Provocó otra mano. También penal. No dado por el árbitro italiano.

Simeone llegó al Atlético Madrid cuando el club llevaba 22 partidos sin ganarle al Real Madrid, “derby” madrileño. Hace cinco años los del “Aleti” mientras esperaban al técnico argentino, ocho partidos sin triunfos. El técnico es ídolo.

El 1-0, febrero, ante Real Madrid inexpresivo, sumó siete victorias sobre los “merengues”. En cuatro temporadas los del Atlético disputaron todo. Ganaron Liga española en final apasionante con Barcelona, también.

Con menor presupuesto el club está arriba, pugnando con poderosos <Barsa< y Real Madrid. “Simeone es la revolución”, dicen allá.

Daniel Willington, leyenda de Vélez Sarsfield´60 y 70, hizo debutar en Primera en 1988. Carlos Bilardo, gira con la selección, enseguida lo sumó en un amistoso en Australia. Simeone recién cumplía 18 años.

Hoy, “Cholo”, es uno de los técnicos más populares de Europa. En Racing resistido por el ex presidente Rodolfo Molina. “Técnico conservador”, decía.

Con “onda” europea, Simeone hizo campeón a Estudiantes de La Plata y River. Apertura´06 y Clausura´08. No le fue bien en San Lorenzo, llevado por Marcelo Tinelli y su grupo inversor.

Salvó del descenso a Catania, Italia. Racing, muchos empates, subcampeón de Boca de Julio Falcioni, Apertura´11

En aquel momento una entrevista televisiva definió su posición. La discusión giraba sobre los técnicos y tendencias que vienen de lejos. “Más o menos tácticos”.

Simeone sorprendió a sus interlocutores cuando dijo: “Ser táctico no es anticonstitucional ¿no ?”

Eduardo Coudet, revelación en Rosario Central, otra “revolución”, en este caso en el club rosarino, no hace mucho expresó: “Lo bueno de todo esto, es cuando uno al final queda en la historia por un ciclo

Por eso me identifico mucho con lo del “Cholo Simeone en el Atlético Madrid”.

En Champions, con Simeone en el Atlético Madrid comparten el éxito Augusto Fernández, Angel Correa y Matias Kranevitter, suplente. Parte de la legión argentina que tiene otros protagonistas destacados en la liga inglesa

Manchester City, semifinalista, el DT chileno Manuel Pellegrini -viviendo la disyuntiva, dirigidos pueden ganar Champions y él debe irse- tiene a Sergio Agüero, Pablo Zabaleta, Nicolás Otamendi y “delfín” Martín Demichelis.

Lo tuvo en River hace doce años y lo respldó siempre en el City. El ingeniero Pellegrini, ciclo exitoso en la Argentina, hace quince años. Campeón San Lorenzo y River, Clausura´01 y´03, respectivamente. Todo dicho.

Agencia Télam / Agepba / La Señal Medios / La Señal Fútbol

Comentarios

comentarios

Visite también

luna-de-avellaneda

De Luna de Avellaneda a la realidad deportiva liberal

Por CARLOS AIRA Luna de Avellaneda generó miles de lágrimas. Pero esos mismos argentinos que …