Inicio / Deportes / HRABINA / “Quique” el carnicero

HRABINA / “Quique” el carnicero

  1. Enrique Oscar Hrabina nació en Capital Federal el 9 de noviembre de 1961.

LDT 1981 Atlanta

2.- Surgido en las divisiones inferiores delClub Atlético Atlanta. Debutó en 1981, con el equipo en la B. Lateral zurdo, pronto se destacó por su enorme vehemencia.

3.- En 1982 falló el penal definitorio en la definición de ascenso ante Temperley en cancha de Huracán. La revancha llegó al año siguiente, cuando dirigido por Juan Carlos Lorenzo, logró el campeonato de la B. Vistiendo la camiseta bohemia, Hrabina jugó 66 partidos, marcando 6 goles.

4.- En el verano de 1983 fue transferido a San Lorenzo de Almagro. El Ciclón regresaba a la máxima divisional y tuvo en Quique un titular indiscutido. Subcampeón del Metro 1983, su campaña en Boedo finalizó a comienzos de 1985. En ese lapso vistió la azulgrana en 48 partidos.

5.- A comienzos de 1985 llegó a Boca Juniors. Al club le interesaba Alfredo Graciani, delantero también surgido en Atlanta y representado por el Puma Rivero. El representante puso como condición del préstamo la llegada de Hrabina.

LDT 1988 Hrabina

6.- Las dudas iniciales pronto se disiparon: Hrabina era un jugador para Boca. Dueño de una fuerza descomunal. Su pelo rubio y barba le valieron el apodo de Ruso y Vikingo. En aquellos días, en una entrevista a la revista El Gráfico, dio cuenta que su apellido – de origen checoslovaco – se pronunciaba  Jarabina. Desde ese momento, Mauro Viale, relator de Fútbol de Primera, comenzó a llamarlo así para sorpresa de todos.

7.- Su fuerte carácter le valió confrontar – no sólo en la cancha – sino también afuera. Se recuerda el encontronazo que tuvo con un periodista de El Gráfico – ya fallecido – por una apreciación personal sobre su juego. El asunto terminó con una fuerte pelea.

LDT 1991 Hrabina a Newells

8.- Sus patadas ya entran en la categoría de mito popular. Algunas para el recuerdo: al Mencho Medina Bello, la tarde que Racing le hizo seis goles a Boca. Si lo agarraba bien, lo descuartizaba. A Pedro Troglio, en un clásico de 1988. El Misionero Vidal González casi muere ahorcado la tarde que marcó tres goles en la Bombonera.

 

9.- Jugó seis temporadas en la Ribera. En todas ellas fue títular y reconocido por diferentes entrenadores. Completó 164 partidos, con 4 goles convertidos. Su último partido oficial, fue el 11 de agosto de 1991, en la derrota de su equipo 1 a 0 ante San Lorenzo de Almagro.

10.- En once años de carrera, Enrique Oscar Hrabina jugó 278 partidos oficiales, marcando 10 goles.

Por Carlos Aira (info@xenen.com.ar)

FUENTE:  www.xenen.com.ar

Comentarios

comentarios

Visite también

luna-de-avellaneda

De Luna de Avellaneda a la realidad deportiva liberal

Por CARLOS AIRA Luna de Avellaneda generó miles de lágrimas. Pero esos mismos argentinos que …