Inicio / Politica / MOVIMIENTO OBRERO / Repaso de los discursos y el documento

MOVIMIENTO OBRERO / Repaso de los discursos y el documento


Por LEONARDO MARTÍN

Una verdadera multitud fue parte de la convocatoria para conmemorar el Día del Trabajador  y expresar su repudio y preocupación por las políticas que está llevando adelante el gobierno de Mauricio Macri. Según los organizadores alrededor de 350 mil trabajadores se hicieron presentes desbordando el Bajo porteño con banderas, pancartas, camperas, chalecos en representación de las múltiples organizaciones sindicales que se distribuyeron a lo largo de la Avenida Paseo Colón e Independencia.

Las consignas centrales del acto fueron la defensa de los puestos de trabajo ratificando el impulso a ley de Emergencia Laboral, la preocupación por el aumento de la inflación que afecta el poder adquisitivo de los trabajadores, por el 82 % móvil para las jubilaciones, contra el Protocolo de Seguridad represivo planteado por la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y con un tono más bajo se sostuvo el  reclamo por el Impuesto a las Ganancias.

Uno de los aspectos centrales de la convocatoria fue la confluencia de las distintas centrales obreras en un misma movilización, en una jornada pacífica y con un buen clima entre las diversas representaciones gremiales. El único que se ausentó sobre la hora fue Luis Barrionuevo con su CGT Azul y Blanca, de representación menor en comparación con las otras centrales, argumentando discrepancias con figuras del Partido Justicialista que se hicieron presentes. Basicamente disparó  contra  Daniel Scioli y Fernando Espinoza a los que señaló como los “mariscales de la derrota” electoral del año pasado.

En el acto se podían observar columnas de gremios mayoritariamente de la Capital y Gran Buenos Aires, pero también fuerte presencia de sindicatos de distintas provincias de la extensa geografía argentina que fueron poblando las calles desde el mediodía.

Tras las estrofas del Himno Nacional Juan Carlos Schmidt (Dragado y Balizamiento) leyó el documento consensuado entre las diferentes centrales al que se le dio el título de “Unidad para la Justicia Social”. En el documento se denuncia que “el costo de las políticas económicas se descargó sobre las espaldas de los trabajadores generando un ambiente de dudas e incertidumbre”.

Luego continuó “ en el gobierno están convencidos de que con medidas de estricto orden financiero vamos a retomar la senda del crecimiento y a mejorar el empleo. Nosotros creemos que representan solo el regreso a históricas recetas con tristes consecuencias…las soluciones no se puede dejar libradas al mercado o a las promesas del derrame de la riqueza”.

En el documento también se detallaron seis puntos como un “llamado de atención” al Gobierno:

1- Declarar la Emergencia Ocupacional

2- Insistir en que el salario no es ganancia.

3- La universalización de las asignaciones familiares.

4- La plena vigencia del 82 % móvil.

5- Plena vigencia del derecho a huelga sin la limitación de ningún protocolo de seguridad.

6- La no intromisión de ningún órgano externo en la vida de los sindicatos.

El primer orador de la tarde fue Pablo Micheli, secretario general de la CTA Autónoma,  que advirtió que “habrá paro nacional” si el Gobierno “no escucha” y “veta la ley” antidespidos, a la vez que señaló que la movilización “no es contra nadie, sino en defensa propia“.

Además Micheli señaló: “Mucha tristeza sería que estuviésemos escondidos y no saliéramos a la calle frente a los despidos, la pobreza y la miseria que cobran nuestros viejos“.

Todas la medidas de este Gobierno son para los grupos concentrados“, indicó el dirigente de la CTA y añadió: “No es cierto que el Gobierno tenga un plan para poder cambiar esto, el plan que tienen es que sigamos pagando los trabajadores la crisis“.

Luego continuó Hugo Yasky, de la CTA de los Trabajadores, que afirmó “no queremos represión a la protesta social” y resaltó que “si el Presidente decide modificar o vetar la ley de emergencia ocupacional, que sepa que este acto va a ser una miniatura, cuando decidamos salir a la calle“.

Por su parte, Caló ratificó que “la unidad de la CGT” se dará el próximo 22 de agosto, cuando se elegirán las nuevas autoridades, al tiempo que resaltó que la “defensa irrestricta” de las centrales obreras “es por los puestos de trabajo“.


Si el Señor Presidente veta esta ley (anti despidos), los trabajadores en su conjunto, los puestos de trabajo los van a salir a pelear en la calle“, destacó el líder de la UOM.

El secretario general de la CGT Alsina sostuvo que “este es un acto de defensa de los puestos de trabajo, por la suba indebida de la canasta familiar no podemos seguir adelante los trabajadores“.

El 22 de agosto, el día del renunciamiento de Evita, ese día va a haber una sola CGT. Es lo que piden los trabajadores, es lo que quiere el pueblo“, aseguró Caló.

Por último, fue el turno de Hugo Moyano, encargado de cerrar el acto. “Esto no es un acto en contra del Gobierno, es un acto a favor de los trabajadores. Pero al que se ponga en frente de los trabajadores lo vamos a enfrentar. Esto va a ser así, porque históricamente ha ocurrido con el movimiento obrero“, advirtió.

El Gobierno tiene que respetar los reclamos de los trabajadores porque no son caprichos, son realidades. El Gobierno tiene que entender que tiene que pensar en el sector más débil de la sociedad“, dijo Moyano.

El Gobierno ayuda rápidamente a los empresarios. Quita retenciones, quita impuestos. Pero no es tan rápido para ayudar a los más humildes. Tienen que entender, y con esto no pretendo un co-gobierno, pero tienen que entender que hay que consultar al movimiento obrero antes de implementar ciertas medidas“, concluyó.

Tras la finalización del acto las columnas comenzaron a desconcentrar  arriando las pancartas, enrollando las banderas y partiendo en busca de los micros para emprender el regreso. Algunos se dieron el gusto de comer una hamburguesa o una bondiolita que se ofrecían en la múltiples parrillas que proliferaron en la zona.  La primeras impresiones que se podían escuchar en los diálogos mientras se producía la desconcentración fue de cierto inconformismo por el tenor de los discursos. Las conclusiones rápidas marcaban una notable satisfacción por la gran convocatoria, pero simultáneamente se esperaban discursos que apunten con mayor énfasis a las políticas del macrismo. El escenario está abierto, el movimiento obrero marcó la cancha, mostró su potencialidad y que tiene que estar en la mesa donde se toman las decisiones.

 

Comentarios

comentarios

Visite también

Emergencia Alimentaria 2

EMERGENCIA ALIMENTARIA / Media sanción de la Cámara de Diputados

En la sesión especial convocada por los bloques opositores, la Cámara de Diputados dio media …