Inicio / Medios / 50 AÑOS / Prensa Sindical Internacional, de Máximo García Reyes

50 AÑOS / Prensa Sindical Internacional, de Máximo García Reyes

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *

Este año cumplió cinco décadas uno de los mitos de la comunicación peronista. Una creación bien propia de alguien que garantiza continuidad –claro está-, convicción y capacidad profesional. Se trata de la Agencia Prensa Sindical Internacional, dirigida por Máximo García Reyes.

Nacida el 5 de abril de 1966, aunque el recorrido laboral de Máximo viene desde el fondo de nuestra historia, conoció todas las vicisitudes que sufrió el pueblo argentino hasta el presente. Hoy, sigue adelante en soporte mailing, con decenas de miles de suscriptores que a su través pueden informarse sobre la actualidad sindical, política, económica e internacional.

El trayecto no resultó sencillo. Sobre el arranque nomás, un par de años después de su fundación, fue clausurada por la dictadura de Juan Carlos Onganía. Por aquél entonces PSI había realizado una investigación sobre los negociados del área económica de la gestión de facto. Máximo fue a parar a la cárcel y las ediciones se interrumpieron.

Al salir, debió exiliarse. Terco, se situó en Bolivia donde prosiguió con la tarea. La persecución eterna contra el peronismo lo llevó a emitir desde distintas naciones latinoamericanas: Panamá, Venezuela y México. Su vínculo estrecho con las organizaciones sindicales en vez de operar como protección lo focalizaba cual adversario de cuidado para los regímenes antinacionales.

Y si disfrutó la escueta primavera política que emergió con el retorno de Juan Domingo Perón a la patria, rápidamente otra dictadura lo obligó a vivir a los saltos, con duros apremios económicos y prohibiciones incesantes. La recomposición institucional de 1983 lo encontró, entre Bolivia y la Argentina, operando intensamente para difundir las demandas obreras y las propuestas nacionales y populares.

Máximo buscó cooperar con los agrupamientos gremiales que intentaban amalgamar al siempre disperso y bastante individualista sector de prensa. Y si no lo consiguió, al menos pudo agrupar espacios de periodistas con convicciones, listos para dar batalla cuando fuera necesario. Construyó una interesante trama de corresponsales sindicales, en el país y en el exterior, y se preocupó por formar jóvenes en el oficio.

Fue reconocido en varias ocasiones: Premio Hiberto Carlos Nepuceno Mosca de la Agrupación Oesterheld, entregado por Francisco Solano López en el año 2010. El nombre de la distinción se asienta en el personaje de El Eternauta que narraba lo sucedido durante las luchas contra la invasión. También, el Premio a la Cultura Arturo Jauretche, del Instituto que orienta el profesor Marco Roselli. Pero sobre todo, por trabajadores de prensa que en redacciones, bares y sindicatos lo consideran una referencia singular y permanente.

Prensa Sindical Internacional es, de hecho, la antecesora presente y enlazada de Sindical Federal. Más allá de los nuevos soportes, del despliegue radial y audiovisual, no inventamos la pólvora: la había originado ese espacio que desde hace 50 años viene bregando por visibilizar a las franjas barridas bajo la alfombra en nuestra sociedad.

La amistad personal con Máximo nos honra. La calidez de su familia es distintiva. Tiene varias historias por contar todavía, y esperamos que las difunda a pleno ante nuestros periodistas; especialmente, la referida a la adquisición por parte del Estado del Parque Peralta Ramos y su “devolución” libertadora.

García Reyes estuvo en el 17 de Octubre. Lo entrevistamos, a pesar de su habitual rechazo a aparecer en radio y televisión, para conocer su experiencia. Esta es la síntesis del diálogo al aire concretado en Terapia de Grupo de La Señal Medios en AM 770 Radio Cooperativa, reproducido luego en Radio Gráfica FM 89.3. Los programas se emitieron el año pasado.

A 70 años de una fecha bisagra en la historia de la argentina como es el 17 de octubre de 1945, La Señal Medios entrevistó a Máximo García Reyes, director de Prensa Sindical Internacional y testigo del mítico de 17 de Octubre de 1945, quien en una curiosa decisión, cambio un día de educación por un día de pasión.

García Reyes tiene una trayectoria singular, histórica en el movimiento nacional y el periodismo argentino. Al momento de preguntarle por sus recuerdos y por la importancia de esa fecha dijo: “es un día que recordamos permanente y profundamente, dentro del movimiento nacional y dentro de la Argentina“.

LA SEÑAL: Vos estuviste ahí.

MGR: Sí, de chico yo vivía en al barrio de Almagro, Eloy y Rivadavia, cerca de Plaza Once y ese día recuerdo que a las ocho y media de la mañana iba al colegio San Francisco de Sales, pasó una manifestación de estudiantes que venían del Colegio San Martín e iban para Rivadavia y los seguí, falte al colegio. Volví, deje la valija que usábamos para ir al colegio en mi casa y seguí caminando para Once y después aparecí en Plaza de Mayo.

LS: ¡Que buen momento para aparecer en Plaza de Mayo!

MGR: Sí, yo iba con todos gritando “Perón, Perón”. Da ahí seguimos con otros pibes para el lado de Constitución y ahí, ya eran las once de la mañana,  venía un grupo de manifestantes que eran todos trabajadores, obreros, mujeres también, al grito de “Perón, Perón”. Me acuerdo que me fui con una columna que venía por la calle Salta, yo venía mirándolos desde la vereda, en la cabeza de esa manifestación iba un señor con traje gris, chambergo portando su maletín y cerca de él iba una mujer con un bebe en brazos, una mujer grandota con un vestido de percal, que era el vestido que usaba la mujer proletaria, la mujer trabajadora. Iban todos al grito de “Perón, Perón” y así seguí. Todo el día estuve dando vueltas por Plaza de Mayo hasta la noche, hasta que llegó gente del diario La Época. El diario La Época estaba en Avenida de Mayo antes de llegar a Perú, yendo para la plaza en la mano derecha. Yo subí porque vi que entraban todos.

LS: Y un poquito más allá estaba el diario Crítica, desde donde se produjeron los disparos.

MGR: Sí, claro, eso era pasando la 9 de Julio. A la noche, cuando terminó el acto, seguía la manifestación y yo iba para el lado de mi casa, para Plaza Once. En el momento que la manifestación pasa se forma un tiroteo, desde Crítica tirotean a la manifestación que era de la Alianza Libertadora Nacionalista y matan al estudiante Darwin Passaponti y a dos o tres personas más. Enfrente de Crítica estaba el Whisky Bar y pasándolo sobre el Pasaje Barolo estaba el otro grupo que respondía a los disparos. Eran más de las 12 de la noche y se había cortado el tráfico, frente a Crítica había una tanqueta de la policía con un pequeño cañón que había tirado sobre la puerta de acero del edificio. En ese momento pegue la vuelta por la Avenida Rivadavia y me agarro la policía y me llevó a la Comisaria 3°, que era en la antigua casa de Sarmiento. Me dejaron en la cocina. Me acuerdo que el comisario venía a cada rato y me decía “te van a venir a buscar y te van a cagar a palo los de tu familia”. Mi familia tenía teléfono, en esa época eran de la Unión Telefónica, llamaron y me vinieron a buscar. Y todo salió bien porque en mi familia eran todos de la causa nacional, eran militantes. Entonces me llevaron a tomar chocolate a las 4 de la mañana a Plaza Once como premio.

Por estas horas, Máximo sigue escribiendo desde su Dock Sud. Las complicaciones económicas han retornado para PSI porque los viejos enemigos, transfigurados en imágenes un poco más jóvenes, se hicieron del gobierno en el país.

Un destino quizás, el de resistir informativamente en medio de paisajes hostiles. Al respecto, cabe indicar: en cinco décadas, y en los cinco meses recientes, nadie podrá hallar una sola línea de esta querida agencia que contraste con los intereses nacionales y populares profundos.

Nada de acomodarse a las circunstancias o de buscar amparos equívocos. Máximo García Reyes sigue editando con la misma precisión y con el mismo lineamiento editorial de hace tantos años. Celebramos su continuidad. Valoramos su enseñanza. Asumimos el compromiso.

Director La Señal Medios / Sindical Federal / Area Periodística Radio Gráfica.
Foto: Máximo García Reyes, en el centro, con traje claro.

Comentarios

comentarios

Visite también

PRensa-Activa-765x510-1-765x510

PERIODISMO / Los rayos mediáticos y el equilibrio emocional

  Por Gabriel Fernández * Hace pocas horas dos producciones generaron polvareda. El programa Especial …