Inicio / Economia / ECONOMÍA / Sin luz en el final del camino

ECONOMÍA / Sin luz en el final del camino

La economía argentina atraviesa un invierno del cual no hay señales de recuperación, ni de primavera a la vista. La promesa de mejora al brutal ajuste, con devaluación y tarifazo, se pronosticaba inicialmente para el “segundo semestre”. Esa opción está descartada hasta por los “economistas”  defensores de las ideas del establishment. Alguno arriesga en un acto de fe (o de lisa y llana deshonestidad intelectual) que podría verse en el último trimestre las mejoras tras el esfuerzo del pueblo argentino. Yendo a los datos concretos,  salvo que se produzca un milagro inesperado o la profundización de un endeudamiento millonario, el análisis de las actuales variables indican lo contrario: más recesión y destrucción de puestos de trabajo.

Datos de CAME (Cámara de la Pequeña y Mediana Empresa) ratifican este escenario. Quizás es redundante a esta altura repetir nuevos datos cuando cotidianamente cada trabajador lo puede confirmar en su vida cotidiana, pero sirve para ir teniendo un panorama con números globales concretos. Especialmente en el sector industrial y en la construcción.

Según  un relevamiento de CAME la producción de las Pymes industriales se redujo un 5,2 % en mayo en relación al mismo mes de 2015, en lo que ha sido la mayor caída en 17 meses. El 60 % de las firmas vieron mermar su producción y el 43 % terminó con los números en rojo.

El futuro cercano no es auspicioso. En el mismo documento menciona que el 78 %  de las Pymes no tiene planificados planes de inversión para lo que resta de 2016.

Además, CAME también expresó su preocupación por la apertura de las importaciones. En el revival de los años noventa que atraviesa la Argentina un 49,5 % de las empresas consultadas se han visto perjudicadas por el ingreso de mercaderías de origen  asiático. Es decir miles de empleos en Argentina en riesgo por la apertura de los mercados donde tiene que competir con países que venden a precios de dumping, con economías de escala y pagando salarios de supervivencia.    

El Observatorio del Derecho Social de la CTA también da a conocer la preocupación por la situación, por la pérdida de empleos. Denuncia “la existencia de serias complicaciones en el mercado de trabajo en los primeros meses del año”. Hay pérdidas en el empleo registrado, crecimiento de suspensiones y un fuerte impacto en los sectores no registrados que son los que ven derrumbarse sus ingresos con mayor velocidad.

La economía hasta la asunción de Mauricio Macri, con sus tensiones, complejidades y limitaciones, mantenía un alto nivel de actividad y conservación de los empleos sostenida en el consumo en el mercado interno. El camino que ha tomado, sin anestesia, el macrismo es una brutal transferencias de recursos hacia el agro, las finanzas, las mineras y los sectores más concentrados y ligados a la exportación de la industria nacional.  Los perjudicados: las industrias que dependen del mercado interno y los trabajadores que ven recortado su poder adquisitivo por la devaluación, la inflación, el recorte de horas extras, suspensiones y despidos.
En este camino el saldo para el movimiento obrero es negativo, pero lo es también para miles de Pymes que contienen al 70 % de los trabajadores. Urge la unificación de la CGT con un sentido combativo y solidario para hacer frente en forma coordinada a esta avanzada sobre el empleo y los derechos de los trabajadores. El macrismo ya ha dado señales de voluntad de avanzar de modo rápido y sin la menor sutileza. La reacción podrá ser más consistente mientras el movimiento obrero posea la fortaleza para hacerlo. Quizás después sea tarde.  

LEONARDO MARTÍN (@leomartin99)

Comentarios

comentarios

Visite también

ADEF

TRABAJADORES Y EMPRESARIOS PYMES/ Alianza para defender la producción y el empleo

Entidades pymes y sindicatos de la corriente federal unificaron fuerzas para impulsar un cambio en …