Inicio / Juventud / CLIMA REPRESIVO / Policías detuvieron sin motivo y agredieron salvajemente a jóvenes

CLIMA REPRESIVO / Policías detuvieron sin motivo y agredieron salvajemente a jóvenes

El sábado por la noche policías de civil detuvieron sin motivo alguno a un vehículo, en el que viajaban tres jóvenes, uno de ellos perteneciente a la Juventud de Atilra. Los golpearon y les robaron dinero. Una amiga que viajaba en otro vehículo pudo llamar al 911, por lo que patrulleros se hicieron presentes en el lugar, aunque hicieron caso omiso de la situación y se fueron. Los golpes proporcionados por los oficiales dejaron a unos de los jóvenes con el tabique quebrado. El caso se denunció a la fiscalía a la espera del accionar de la justicia.

Nahuel-Rodriguez

Sabemos que estos casos no son casuales, ni se dan de manera aislada, hace tiempo que las fuerzas policiales se ven alentadas y respaldadas por el endurecimiento de las políticas represivas contra la protesta social y las órdenes del gobierno nacional de militarizar los barrios y las calles. La impunidad de las fuerzas, la criminalización de la juventud, el gatillo fácil y casos como la detención de los dos estudiantes universitarios de Jujuy de la Facultad de Agronomía de la UNJU, al igual que la represión a nuestros docentes, confirman las políticas de mano dura de la Alianza Cambiemos PRO-UCR.

En este caso le tocó a Nahuel Rodríguez, trabajador de Mastellone Hnos., integrante de la juventud de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra), cuando el sábado por la madrugada fue detenido por policías de civil mientras circulaba en su auto por la Autopista del Oeste con dos amigos. En otro auto se trasladan otro de sus amigos (Nahuel Nores) y dos amigas más, quienes advirtieron la situación y siguieron de largo para llamar a la policía pensando que eran víctimas de un robo. Se dirigían todos juntos a la ciudad de Moreno.

Casi llegando al puente de Francisco Álvarez, Nahuel y sus amigos eran perseguidos por una Partner que se les pone detrás, segundos después pasa lo mismo con una Ranger Blanca que también los acorrala. Entre ambos vehículos, y a punta de pistola, finalmente los detienen, haciendo descender a todos los pasajeros, y golpeándolos violentamente.

Los efectivos que al parecer se encontraban de civil, ya que no se habían identificado, actuaron de forma violenta en todo momento hasta que llegaron los móviles policiales (alertados por los amigos que viajaban en el otro auto) pero que sin embargo no se acercaron al lugar ya que los agresores le habrían mostrado una identificación policial a unos 40 metros de donde los jóvenes estaban detenidos. En ese momento los agredidos se dan cuenta que eran policías de civil y no una banda que los intentaba asaltar, como pensaban. Aunque vale aclarar que se les llevaron el dinero que tenían.

Cuando Rodríguez levanta las manos del capote del auto para entregarle los documentos a unos de los supuestos policías, luego de haber pedido permiso a uno de ellos, otro de los efectivos le rompe el tabique de un cabezazo. Otro de los acompañantes, era reducido en el suelo con un arma en la cabeza, aunque en ningún momento ofrecieron resistencia.

Luego del confuso episodio los efectivos de civil les dijeron a los jóvenes que se retiren, aunque circulando por colectora. De allí los jóvenes se fueron hacia sus hogares, con excepción de Rodríguez que se acercó hasta el hospital, ya acompañado por su padre, y de allí se dirigió hacia la Comisaria segunda de Malvinas, partido de General Rodríguez, donde radico una denuncia penal, en la cual quien le tomo la denuncia descreyó en todo momento lo que Rodríguez le relataba.

Además le habría informado, aun cuando existe el registro en el teléfono de los jóvenes, que no existiría registro algunos del llamado al 911, ni de accionar policial reportada en la zona por algún patrullero.

Al día siguiente debió acercar hasta el lugar de los hechos para ampliar detalles y el lunes por la mañana se presentó a declarar en la fiscalía. La declaración fue tomada por Gabriel López, secretario del Fiscal Federico Lupi, quien también tomo la declaración de los otros jóvenes que iban con Nahuel esa noche.

Por el momento las autoridades afirmaron que la investigación queda en manos de la fiscalía y que tomaría intervención asuntos internos, por lo cual ya no deben contestar ningún tipo de citación policial.

Cabe destacar que apenas se conoció la situación, el joven y la organización de la cual forma parte recibieron la solidaridad de compañeras y compañeros, así como también de legisladores y organizaciones sindicales, estudiantiles y de derechos humanos de distintos puntos del país.

Comentarios

comentarios

Visite también

406806

JUVENTUD CFT / Repudio a la intervención de la Universidad de las Madres

Comentarios comentarios