Inicio / Gremiales / DEBATE SINDICAL EN APSEE / CGT, Corriente Federal, elecciones con Siley y Ghilini

DEBATE SINDICAL EN APSEE / CGT, Corriente Federal, elecciones con Siley y Ghilini

FB_IMG_1502416710209

Por LEONARDO MARTÍN

Horacio Ghilini y Vanesa Siley fueron los protagonistas del segundo Encuentro de Debate Sindical organizado por la Asociación del Personal Superior de Energía (APSEE) que conduce Carlos Minucci. El lugar fue el auditorio que tiene el gremio en su sede de la calle San José en la Ciudad de Buenos Aires. La charla fue moderada por los periodistas Edgardo Chini y Julio Fredes. 

Desde el comienzo la elección de Ghilini y Siley para el debate resultaba atractiva. No sólo por la capacidad y trayectoria de ambos, también por la perspectiva generacional que cada uno puede aportar, la mirada de género, la experiencia personal. Ghilini con décadas de militancia gremial y política, siendo un referente ineludible del SADOP (docentes privados), también de la valiosa experiencia del Movimiento de los Trabajadores Argentinos (MTA) en los años noventa.  

En el caso de Siley una carrera vertiginosa. Con poco más de 30 años es secretaria general de los judiciales de la Ciudad de Buenos Aires (cargo no menor por su juventud, que suelen ser además más esquivos para las mujeres) y actual precandidata a Diputada Nacional en la provincia de Buenos Aires por Unidad Ciudadana. Una figura con presente, pero aún con un futuro enorme por delante. Apenas dando los primeros pasos de lo que puede ser una larga carrera político sindical.

El debate discurrió por diversos temas: el momento político que atraviesa nuestro país, el análisis sobre el rol que está jugando la CGT, la necesidad de unidad a partir de un programa como guía y horizonte político para los trabajadores, la campaña electoral que el domingo tendrá un primer test y por supuesto el papel que hoy juega la Corriente Federal de Trabajadores.

FB_IMG_1502416799796

LA CGT, LA NECESIDAD DE UNIDAD

Ghilini realizó un duro diagnóstico sobre la lectura que realiza del presente parte de la dirigencia sindical.  “Hay un error en muchos dirigentes en creer que lo único que hubo fue un cambio de gobierno. Lo que pasó en Argentina es que hubo un violento cambio de modelo productivo y estructural (..) En la CGT hay dos grupos, los que están decididos a confrontar y los que piensan en negociar, ver si le pueden sacar algo al gobierno” describió.

Siley agregó: “El callejón sin salida en el que se encontró la CGT fue haber caminado a un diálogo imposible. El diálogo imposible que significa terminar siendo funcionales a la estrategia del Gobierno que en el fondo es dañar los derechos adquiridos de los trabajadores, la industria nacional”.

El Gobierno ataca a los trabajadores y para eso necesita atacar la coraza que tiene que son las organizaciones sindicales, la Justicia del Trabajo, los jueces laboralistas que fallan a favor del trabajador, los abogados laboralistas” resumió Siley.  

Ghilini retomó: “En el anterior proceso se ponderaba el trabajo, el salario, el mercado interno”. En la senda crítica continuó,  “ese diagnóstico tiene que estar por encima de si a mí me maltratan o no, si me recibe el presidente. No tendrían que haber pasado dos años para ver que este Gobierno iba a ser contra la clase trabajadora. No hay que darle tiempo a un enemigo de la clase trabajadora porque cuanto más pase peor” resumió.

Pese a esta situación Siley destacó una unidad extendida “en el nivel de la base, incluso secretarios generales de seccionales, en donde no hay dudas de que hay que confrontar contra el Gobierno (..) En las últimas elecciones hubo un fraude electoral, el pueblo no se equivocó fue engañado. Es importante que el pueblo no se deje engañar dos veces. La dirigencia sindical tampoco se debe dejar engañar” disparó la referente de los judiciales porteños.  

Continuó: “La unidad del movimiento obrero se tiene que  base a un programa para defender los derechos, no en base a ambiciones personales o partidarias”.

Ghilini añadió la importancia en la elaboración de un programa y en que sea tomado por la CGT. “Tenemos que tener una posición clara del proyecto de país que defendemos. No tenemos que ir al toma y daca” graficó.

En ese sentido remarcó otro punto trascendente: “Los trabajadores quieren una sola CGT, pero que sea una CGT combativa. Combate sin CGT terminás contando heridos, CGT sin combate tampoco existe”.

DEMOCRATIZACIÓN DE LAS ORGANIZACIONES SINDICALES / RENOVACIÓN DE DIRIGENTES

También hubo referencias en ambos dirigentes en la importancia de que se produzca una democratización de las organizaciones sindicales que, de algún modo, permita una oxigenación de la dirigencia con el aporte de cuadros más jóvenes.

Ghilini aportó una mirada en donde resaltó la necesidad que el dirigente tenga una mirada histórica, haciendo una comparación con la carrera de postas donde está va pasando y no queda en un corredor. “Algunos se aferran a esa posta y no permiten ese traspaso” expresó.

No hay que cambiar el modelo sindical, hay que democratizar las organizaciones.

Hay una juventud que va a cambiar las instituciones sindicales” afirmó con una mirada esperanzadora.  

Siley, por su lado, también reclamó una “democratización en las organizaciones. Representar a una nueva generación de trabajadores,a las mujeres,  facilitar su acceso.

Cuanto más representatividad tiene una organización de su base más fuerza tiene” concluyó.

LAS ELECCIONES, LO QUE SE JUEGA

Este es un Gobierno que tiene que ver más con el golpe del 76 que con el neoliberalismo de los años noventa. Es un gobierno de una derecha oligárquica, elitista y patronal” argumentó Ghilini.

La mejor campaña es que se muestren como son para que la gente se de cuenta en manos de quién están” completó.

Siley agregó: “El Gobierno premió al ministro (Esteban Bullrich) que hizo incumplir una de las paritarias más importantes como es la docente. Ellos hacen referencia a los pibes, donde los quieren, no los quieren en las escuelas ni capacitándolos, ni el trabajo. Los quieren presos” disparó.

Ghilini planteó: “No es lo mismo ser oposición que hacer resistencia. La resistencia significa una acción callejera y social, no es parlamentaria. Hay juntar una resistencia parlamentaria con una resistencia social. Eso empodera al pueblo y eso es lo que estamos haciendo” concluyó ante los aplausos de la sala. 

Comentarios

comentarios

Visite también

marcha-multisectorial-al-congreso

MULTISECTORIAL / Marcha al Congreso para rechazar la reforma previsional

La Multisectorial que integran la Corriente Federal de Trabajadores, ambas CTA, la Secretaría Gremial de …