Inicio / Gremiales / Se lanzó la Federación que nuclea a gremios agrarios

Se lanzó la Federación que nuclea a gremios agrarios

20170825_174406

Por LEONARDO MARTÍN 

Se conformó  la Federación de Trabajadores Agrarios de la Actividad Primaria (FETAAP) como una herramienta para dejar atrás una situación de extrema vulnerabilidad en los trabajadores del sector. Un paso adelante en la organización que cuenta con el apoyo político y el trabajo de los equipos técnicos de la Corriente Federal de Trabajadores. 

Representantes de diversos gremios firmaron el acta constitutiva de la Federación para confluir en la acción ante una problemática que se repite a lo largo y ancho del país en la situación de los trabajadores rurales.  Si hay un sector que en la historia Argentina  ha sufrido condiciones laborales de explotación persistente es el agrario. Jornadas extenuantes, pagas miserables, condiciones extremas de vida y violación de los derechos más básicos para un trabajador. Hubo excepciones que buscaron poner límites a tales condiciones de empleo como la sanción del Estatuto del Peón Rural en 1944 y una renovación del mismo en 2011, pero no alcanzó. Queda mucho por hacer y mejorar en el sector más castigado del espectro laboral.

Un grupo de sindicatos ligados a la actividad primaria en producciones de diversa índole han decidido aunar esfuerzos y luchar por condiciones dignas de empleo. Cinco son los gremios que han confluido en la constitución de la Federación de Trabajadores Agrarios de la Actividad Primaria (FETAAP) buscando la fortaleza política para comenzar a torcer una historia mayormente cruda para los trabajadores rurales y, además, rastreando alternativas frente a un gremio como la UATRE  que custodia los intereses empresariales en vez del de los trabajadores.

Los sindicatos que la constituyen son la Asociación de Trabajadores Rurales y Estibadores de Salta (A.T.R.E.S.), el Sindicato de Trabajadores Agrarios de la Actividad Primaria del Nuevo Cuyo (Si.T.R.A.A.P. Nuevo Cuyo), el Sindicato Único de Obreros Rurales de Misiones (S.U.O.R.), Sindicato de Trabajadores Agrarios de la Actividad Primaria del Nuevo Cuyo (SI.TR.A.A.P. Mendoza, San Juan, San Luis, La Rioja), la Unión de Trabajadores de Argensun (U.DE.T.A.) de Luján Buenos Aires, y el Sindicato de Obreros y Empleados Frutihortícolas Empacadores Acopiadores y Verduleria  de Buenos Aires (SOEFEACA.PBA).

Ernesto Ojeda (ATRES), Ana Cubillas (tareferos de Misiones), Leonardo Iglesias (UdeTA), Gabriela Reartes, 20170825_165307Marcelo Chocobar (ambos ATRES), Javier Guzman (SOEFEACA) fueron los presentes en representación de los gremios.

En ese contexto, la Corriente Federal de Trabajadores ha dado contención a estas demandas en su propia organización para aportar en esa construcción. A ello suma la tarea de la Comisión Agraria de la propia Corriente que aportó con elaboración de conocimiento para poder realizar un mejor diagnóstico y trazar un proyecto que contemple un desarrollo agropecuario acorde a las necesidades del país y, sobre todo, con trabajo digno.

Los dirigentes rurales narraron una realidad descarnada, que se intuye pero que al oírla toma mayor cuerpo. Familias enteras trabajando para lograr una paga mínima, manipulación de agrotóxicos sin las condiciones de seguridad para que no afecte la salud, desprotección total ante la patronal.

20170825_165406

Ana Cubillas, referente del Sindicato Único de Obreros Rurales (SUOR) de Misiones, contó la experiencia de los trabajadores tareferos, encargados de la cosecha de la yerba mate, en la provincia que cuenta con el 90 % de la producción a nivel nacional. “La cosecha la hace la familia completa, directamente se van a acampar porque la cosecha es desde marzo hasta agosto. A la patronal no le importa cómo vivís” relata.

En Misiones la yerba mate se paga por tonelada. Un trabajador tiene que hacer 1000 kilogramos para ganar 750 pesos. Esta tonelada se hace entre 4 y 5 días, son 150 pesos por día, es indigno. Por eso se lleva a la familia, porque así se hace más rápido hacer esos kilos. El padre está en blanco el resto en negro” agrega sobre una realidad común en las cuales se encuentran familias enteras haciendo el  esfuerzo para apenas sobrevivir.

Marcelo Chocobar es el Secretario Adjunto  de la Asociación de Trabajadores Rurales y Estibadores de Salta (ATRES) provincia de la cual describió una realidad coincidente: “Somos 18 mil obreros del tabaco que padecemos muchos problemas. En mi caso perseguido por participar del sindicato, también mi hijo” en un intento patronal siempre buscando desarticular la organización.

Malos pagos, aprietes, sobrecarga de las tareas, pagas que se dan cuando quieren los patrones.  Mientras ellos dicen que no ganan aparecen con camionetas 4×4, con fincas nuevas y un obrero no tiene ni para comprar una rueda en una bicicleta. Trabajamos bajo la lluvia sin capa, agarrando veneno sin máscara ni protectores” cuenta.

“La situación que pasaron mis padres la estoy pasando yo y la pasan mis hijos.  Queremos un salario  digno que nos alcance para comer” reclama Chocobar, que además expone una situación frecuente. Una perspectiva de progreso nula en tales condiciones.

Gabriela Reartes, también pertenece a ATRES, y narra otra situación coincidente. El trabajo infantil, el desarraigo, como la tecnología va desplazando la mano de obra y la falta de un horizonte mínimo de mejora como hoy marca esta dura realidad.

Empezamos a trabajar de muy chicos, desde los 6 años” describe.20170825_171619

Nos quieren ignorantes, quereremos seguir en nuestra tierra, tener un salario justo. Prepararnos para estudiar ¿Por qué salir de nuestro pueblo?” se lamenta. “Trabajar 12,14 16 horas para llegar a un sueldo mínimo” completa.

Javier Guzman dirigente del gremio que nuclea trabajadores agrarios en Cuyo también se refirió a la paga miserable. “En mi provincia, San Juan,  el trabajador más castigado es el de la uva, trabajando en negro, con bajos salarios, sin obra social. También es difícil la situación del trabajador del olivo que gana 200 pesos por día”.

Pero también existen, afortunadamente, ejemplos de que organización de los trabajadores en donde con lucha es posible superar esta situación. En medios de tantos testimonios desesperanzadores Leonardo Iglesias de Unión de Trabajadores de Argensun (UdeTA) de Luján aportó una experiencia  que muestra un camino.

Trabajamos con semillas, llegamos a la conformación en 2011 donde nos agrupamos y pudimos armar una Unión de Trabajadores y un sindicato por empresa. Al principio nos trataban muy mal, no respetaban la paritaria. Nos obligaban a hacer doce horas, no teníamos un lugar para comer. Nos juntamos con los compañeros, decidimos pelear por nuestros derechos y fuimos logrando muchas cosas” reseña.

Teníamos al 70 % de los trabajadores trabajando en negro, hoy estamos al 100% en blanco. Llegamos al jornal de 8 horas y lograr que los compañeros no pierdan poder adquisitivo” describe.

EL APORTE DE LA COMISIONES TÉCNICAS DE LA CORRIENTE FEDERAL DE TRABAJADORES

El planteo de un programa, de un proyecto de país, es quizás el aporte más valioso que hace la Corriente Federal de Trabajadores hacia el movimiento obrero organizado en esta coyuntura política. 26 puntos, prontamente 27, donde se proponen  las bases de un proyecto de país socialmente justo, económicamente libre y políticamente soberano.

Ese programa tiene una concepción política, pero requiere un necesario desarrollo técnico. Para ello existen diversas comisiones que vienen elaborando diagnósticos y propuestas sobre diversos temas de la vida nacional. Una de esas comisiones está trabajando puntualmente sobre el tema agrario para el cual recientemente ha dado a conocer un documento que se titular “Por un Modelo Agropecuario de Trabajo Digno”.

Pablo Chena, economista, responsable de coordinar el trabajo de las diferentes comisiones, expresó. “Reivindicamos la lucha del trabajador rural por una vida digna aportando argumentos técnicos políticos para que puedan salir de esa condición”. Tarea difícil frente al actual proyecto “que hoy nos propone una flexibilización del mercado laboral extrema”.

Entender la realidad del sector es el camino para poder trazar las estrategias adecuadas para modificar la situación del trabajador agrario. Allí a nivel estructural planteó dos patas que coexisten en la producción agropecuaria , una es la del modelo agropexportador, la otra es la de las economías regional20170825_163340

Allí describió una situación alarmante para los trabajadores,  “hay una parte importante que no tiene ningún derecho, el  62% tiene condiciones de contratación informal, de flexibilización. Sectores donde la oligarquía terrateniente impone su fuerza esa flexibilización llega hasta el 82%”.

En el sector más competitivo de la economía nacional, con una fuerte ventaja comparativa que le permite una enorme rentabilidad coincide con las condiciones más precarias para los trabajadores. “Somos referentes a nivel mundial exportando una relación social de superexplotación, por eso somos tan eficientes. Un relación laboral concreta de explotación” argumenta.

“El trabajador rural en blanco gana el 60% del salario promedio en blanco” agrega. “La explotación se produce por la incorporación de tecnología que debilita y expulsa  a los trabajadores. La flexibilización laboral a partir de la tercerización con contratistas, cuadrilleros, que es el que media con el patrón para avanzar en la flexibilización laboral”.

Allí enumera fenómenos propios para comprender esta situación.

El salario que no alcanza a reproducir al trabajador como trabajador, por eso el fenómeno del trabajo infantil. Se coloca en una situación de incertidumbre en cuanto a la continuidad de su trabajo, existe el trabajo a destajo, falta de protección social” describe Chena.

Esto tiene que llamar la atención de todo el movimiento obrero. Es el espejo que nos quieren mostrar, para donde quieren ir”  reflexiona.

¿Y qué camino tomar para revertir esta situación? Chena argumentó : “Hay que reinvidicar la ley de trabajo agrario, volver al RENATEA, que es la posibilidad de controlar desde el Estado,  políticas concretas, repensar el desarrollo tecnológico que va a tener el sector, qué tipo de desarrollo va a tener y tecnología vamos a incorporar. Es una discusión social que hay que dar, plantear una regulación de lo que nosotros necesitamos”.

Hay que recuperar la salud pública, dar una discusión social sobre el acceso a la tierra, garantizar la seguridad y la soberanía alimentaria junto al trabajo digno”  concluyó.

LA CORRIENTE FEDERAL DE TRABAJADORES

La Corriente Federal de Trabajadores (CFT), más allá de la discusión programática, tiene entre sus objetivos  la unidad del movimiento obrero, la solidaridad con los gremios  que atraviesan situaciones conflictivas o con derechos que son vulnerados. El trabajo agrario digno es una de las deudas históricas de nuestro país, una situación que es necesario revertir.20170825_172927

En representación de la CFT estuvieron presentes Héctor Amichetti (Federación Gráfica Bonaerense) y Heber Ríos (Atilra) en donde aportaron su visión particular sobre el trabajo rural, abriendo el debate a una mirada estratégica sobre el presente político y sobre el desafío que hay por delante en CGT.

Heber Ríos abrió el juego: “Esto que quieren visibilizar está invisibilizado” en referencia  lo narrado por los dirigentes agrarios. “Los consideramos compañeros, queremos la misma igualdad para todos. Es emocionante ver como hay compañeros con convicciones firmes ante este Gobierno que vino a destruir a toda la clase trabajadora, que vino a quitarnos la felicidad y la dignidad”.

Como dignos hombres nos tenemos que sumar a esta lucha, no por intermedio de un comunicado, poner el cuerpo,  el alma y el corazón para que todos los trabajadores de nuestro país gocen de los beneficios que tienen que contar todos los trabajadores del país” continuó.

Héctor Amichetti fue el encargado de cerrar el acto: “Es un orgullo que se integren por lo que significa organizar la lucha de los trabajadores agrarios. En el marco de injusticia social, uno de los escalones más graves de la injusticia social es lo que sucede en esto sector. Saludo la valentía de los compañeros en una situación muy difícil, con el sindicato cooptado por la patronal.  Lo más importante es esto, dar un paso de organización a su vez unirnos entre organizaciones para ser un poco más fuertes”.

Los trabajadores queremos un patria justa, libre y soberana, no peleamos solo por el salario, por el trabajo. Es consecuencia de que hayamos logrado una patria que haga feliz a todos. Nadie se salva de un sector solamente” describió.20170825_172610

En un contexto de avance sobre los derechos laborales, sobre un intento de flexibilizar las condiciones de la trabajo Amichetti exclamó: “La CGT tiene que tener un programa, un proyecto de país, donde la incorporación de los trabajadores de la economía popular, agrarios, estén encuadrados en una lucha que nos contiene a todos”.

Estamos entregando el país para que un puñado de agroexportadores, de mineras y de los que especulan en el sistema financiero con toda la riqueza de la patria. No hay otra forma que responder con organización de la clase trabajadora y esa CGT tiene que tener un programa” sentenció.

La lucha en CGT es mantener lo más que se pueda la unidad, pero defendiendo una CGT con un programa y con un plan de acción que tenga continuidad. Hay que enfrentar a este Gobierno” continuó.

Luego planteó “dos construcciones centrales por las que camina la fuerza de nuestra reconstrucción popular”.

Un andarivel político y otro de la lucha social. Como movimiento obrero debemos construir ese gran frente nacional y popular. Nuestra construcción, que empieza por nuestro sector, tiene que convencer que es el lugar en el que deben ir confluyendo las Pymes, las cooperativas, los estudiantes , los sectores nacionales”.

Somos mayoría, debemos construir poder y si construimos poder se acaba la injusticia social” finalizó el “Gringo” Amichetti.

Comentarios

comentarios

Visite también

IMG-20190913-WA0020

SATSAID (Televisión) / Jornada de protestas por recomposición salarial

El Sindicato de Televisión, Telecomunicaciones, Servicios Audiovisuales, Interactivos y de Datos (SATSAID) realizó una jornada …