Inicio / Gremiales / HORACIO GHILINI / “Hay que fomentar la renovación generacional”

HORACIO GHILINI / “Hay que fomentar la renovación generacional”

GHILINI

En medio de informaciones cruzadas, operaciones y presiones externas e internas sobre las definiciones del movimiento obrero, la reforma laboral es un tema que mantiene en vilo al movimiento obrero. Horacio Ghilini, basto en experiencia sindical y conocedor de la actualidad de la CGT, dialogó con Sindical Federal. El referente de la Corriente Federal tuvo una evaluación distinta a lo que se suele escuchar en los medios en el tratamiento cotidiano. “Soy precavido pero no pesimista en la posibilidad de combatir esta reforma”.

“El gobierno no ganó con la mayoría del pueblo argentino sino que supo utilizar la sensación mediática. Eso hace que avancen después de una victoria. Los que tenemos una lectura de que no fue una victoria creemos que no pueden avanzar en todo lo que ellos querrían”.

Ghilini señaló que en los puntos que se intentan reformar “no hay ninguna novedad. Este modelo no es sustentable y por eso prevén un desenlace como el del 2001 donde se perdió la institucionalidad y la representatividad política. En ese momento nos metieron en un corralito y nos mandaron tutores del FMI a que bajaran las recetas que imponía el mercado con el argumento de que ‘no hay empleo’. Esto sucede hoy también”.

Analizando el conjunto de las reformas desde las medidas anteriores en el tiempo, el hombre del SADOP entiende que “cada vez que le bajamos las cargas a los empresarios lo único que hicimos fue aumentarles la tasa de ganancia. Sin nuevos puestos de empleo. Eso impuso Cavallo” señaló.

“En los procesos pendulares que vive la Argentina, ciertas veces se neutraliza el movimiento en un punto medio, en otros sentidos tienen a exagerar su variación” destacó Ghilini, que inmediatamente agregó: “la vuelta del gobierno popular tiene que tener aún más claro que antes que hay que profundizar un modelo nacional y popular. No es sólo ‘salir del infierno’, es cuestión de construir algo sólido y sostenible en el tiempo”.

Durante los días de discusión de las reformas propuestas por Mauricio Macri, fueron muchas las tendencias informativas que apuntan a dar por cerrada la negociación, donde la dirigencia sindical aceptó y las modificaciones laborales ya están dadas. Sin embargo, la visión del dirigente se contrapone ante estas ideas. “Soy paciente en cuanto a las tácticas del movimiento obrero. Los medios están tratando de imponer que esto ya está resuelto, que la reforma es un hecho. En mi conocimiento de distintas corrientes del movimiento obrero -además de la Corriente Federal que naturalmente, está en contra- hay muchos sindicatos que han plantado bandera para rechazando mayoritariamente esta medida” señaló. “Hay apuro para que sea antes del próximo senado, tenemos que lograr por lo menos que sea con el nuevo parlamento”.

En cuanto al pedido de confrontación y de posturas más férreas que se le plantean a la conducción de la CGT, Ghilini opinó que “La realidad, no la comunicación, te lleva a un momento donde es blanco o negro. No sé si la realidad ya llegó a ese punto. Así como pasa como en el campo nacional y popular, cuando se intenta llegar a la unidad, se ponen obstáculos por izquierda y por derecha, lo mismo pasa en lo gremial. Todavía soy cauto con las definiciones, más aún con un papel que no tiene entidad parlamentaria” igualmente “Estoy vacunado contra algunas organizaciones y algunos nombres propios respecto a la traición. Uno no es ingenuo”.

Por lo señalado anteriormente, Ghilini plantea a su vez que “algunos gremios demasiado condescendientes con el macrismo, están teniendo grandes dificultades en las asambleas con sus delegados y con su juventud“. La renovación en la clase trabajadora que se dio en los últimos años aporta a este escenario. “Y no me refiero a grupos politizados externamente, sino a compañeros militantes del campo nacional”.

“Cuando uno desea desplazar al dirigente de una organización trabaja en apoyar a una agrupación que lo desplace y no en construir un nuevo sindicato (porque debilita estructural e institucionalmente)”.

En cuanto a la amenaza del presidente que considera que hay demasiados sindicatos, el referente de la CFT opinó que son ideas “comunicacionales. Macri le habla a su electorado. El mensaje político es hacer un reduccionismo, es lograr una burocracia sindical pequeña para poder negociar”.

Finalmente, realizó una evaluación de las condiciones del sindicalismo argentino y las tareas de la etapa“Hay que militar las organizaciones sindicales. Tenemos que fomentar que haya una renovación no solo política e ideológica sino también generacional. Creo que hay una generación fracasada sindicalmente, por eso apuesto a que haya un recambio que unifique al movimiento obrero y que esté detrás de una agenda confrontativa en defensa del movimiento obrero. Vino nuevo para obre nuevo”.

ENTREVISTA: LAUTARO FERNANDEZ ELEM Y GABRIEL FERNANDEZ
TEXTO: LAUTARO FERNANDEZ ELEM

Comentarios

comentarios

Visite también

puño satsaid

RESUMEN / Los conflictos sindicales de la semana

Paro de los trabajadores de Televisión, paro de los trabajadores aeronáuticos de LATAM Argentina. Movilizaron …