Inicio / Gremiales / BASTA / El movimiento obrero rechazó las reformas

BASTA / El movimiento obrero rechazó las reformas

cgt2

Miles y miles de trabajadores se movilizaron hasta las puertas del Congreso de la Nación en rechazo de la tríada de reformas – previsional, laboral y tributaria-  que impulsa el Gobierno nacional y que actualmente se encuentran en pleno debate parlamentario. La convocatoria surgió desde la unidad entre la Corriente Federal de Trabajadores, junto a la Secretaría Gremial de la CGT comandada por Pablo Moyano y ambas CTA  y con la participación nutrida de un grupo de organizaciones sociales, de pequeñas y medianas empresas y de jubilados. Desde temprano se fueron conformando las columnas de las numerosas organizaciones que salieron a la calle en defensa de los derechos laborales y de los ingresos de los jubilados y pensionados así como de aquellos que reciben la Asignación Universal por Hijo. Los focos estuvieron en lo que sucedía en Buenos Aires, pero las protestas se repitieron en diversos puntos de la extensa geografía argentina.

El acto central comenzó poco después de las 15 horas con una plaza colmada por casi 300 mil trabajadores presentes con un grueso de militantes sindicales que con banderas e identificaciones de los múltiples gremios presentes expresaron el descontento con las reformas. Los oradores fueron Sergio Palazzo, encargado de cerrar el acto, Pablo MoyanoHugo Yasky y Pablo Micheli. Vale decir que la conducción del acto estuvo a cargo del Director de este medio Gabriel Fernández y de Claudia Lazaro del Sindicato de Obreros Curtidores y también integrante activa de las Mujeres Sindicalistas de la CFT. Sumado a ello hubo una transmisión especial de Radio Gráfica junto a otros medios populares cubriendo las alternativas de la jornada.

El escenario estuvo colmado de secretarios generales y dirigentes sindicales de CGT, CTA y de diversas regionales ambas centrales. El eje de los discursos fue el rechazo a las reformas con un pedido a lo legisladores para que no acompañen los proyectos. También hubo una celebración de la unidad en la acción con un llamado a seguir profundizando en esa línea para ganar en volumen político necesario para un presente y un horizonte en el que habrá que dar luchas para no perder derechos.

Sergio Palazzo, quien estuvo a cargo del cierre, indicó que “Hoy comenzamos a construir un frontón de resistencia a las políticas de ajuste a este Gobierno. Si pensaban que los trabajadores nos quedaríamos callados ante una reforma tributaria, previsional, están confundidos. Hay trescientos mil trabajadores en esta plaza y miles en toda la patria en contra de esta reforma“.

Queremos decirle a los legisladores que rechazamos, que repudiamos y le decimos no a la reforma laboral, tributaria y mucho menos a la reforma previsional. Hemos venido a decirle no a la quita de derechos y a la desfinanciación del Estado” afirmó Palazzo.

En referencia a la reforma laboral fue lapidario: “Es una reforma que busca disminuir salarios, que perdamos derechos, bajar indemnizaciones para que nos despidan barato y que tiene como consecuencia inmediata la precarización y el sometimiento de los trabajadores y sus organizaciones sindicales”.

Buscan bajar las indemnizaciones, se afectan derechos cuando se toca el artículo 12 que establece la irrenunciabilidad de los derechos o cuando se le pagaba la multa a los trabajadores por tenerlos en negro y ahora es una multa que se le paga a la ANSES. También cuando se genera un programa de pasantías” enumeró.

Por otra parte, el referente de la Asociación Bancaria golpeó a Mauricio Macri señalando: “Basta de ajuste y miseria. Basta de atacar a los trabajadores. Le decimos no al ajuste. Porque no es un programa de reforma permanente sino un ajuste sin fin. Queremos ser claros para el partido gobernante que decía que los argentinos no íbamos a perder nada. Este gobierno dijo que los trabajadores ya no pagaríamos Impuestos a las Ganancias, y cada vez somos mas quienes pagamos ganancias. Este gobierno dijo que venia cerrar la brecha. Mentira porque estiro la peor brecha: entre los que pueden comer y los que no pueden comer. Vetó la ley antidespidos. Un Gobierno que dijo que venia a Pobreza Cero, que tiene a un camino diametralmente ya que nos llevan a un camino de oprobio”.

El secretario gremial de la CGT, Pablo Moyano, hizo uso de la palabra y señaló la diferencia de posturas que hubo con el triunvirato. “Esta unidad realizada con muchos dirigentes de diferentes sectores continuará siempre y cuando este gobierno quiera quitarle derecho a los trabajadores”. Asimismo, el camionero mencionó el apoyo de la iglesia: “Quiero mencionar el apoyo de la iglesia a través de Monseñor Oscar Ojea y el titular de la Pastoral Social Jorge Lugones, quienes plantearon que esta reforma laboral quitará dignidad a los trabajadores. Por eso le pido a los senadores que tengan en cuenta estas palabras cuando levanten la mano”. 

La jornada fue signada por el calor que sofocó a los trabajadores que se mantuvieron firmes durante el acto. Columnas de todo el país llegaron hasta Entre Ríos y Rivadavia para hacer conocer su postura a los legisladores que se verán en la responsabilidad de detener estos proyectos en el Congreso.

Por la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky expresó su repudio a las intenciones del macrismo de quitarle derechos a los laburantes “Este es el mandato que le dio a Macri el grupo empresario poderosos. Acá están los pequeños empresarios, los de las Pymes. Esos están con nosotros. Los grandes empresarios, los cagadores seriales que se llevan la plata a los paraísos fiscales, los que viven de la teta del estado, esos quieren reforma laboral. El FMI quiere reforma laboral. Todos nosotros vinimos a una marcha para pedir basta de despidos. Esa marcha fue tan grande como esta. Hay que defender las conquistas de Perón y Evita porque nos la quieren sacar, y eso que se olviden: nunca habrá reforma laboral mientras haya un trabajador con conciencia de clase“. Marcó la necesidad de avanzar en medidas de fuerza que encarnen estos reclamos “El orgullo de tener en una misma plaza a maestros, estatales, bancarios, movimientos sociales y camioneros; demostrando que estamos unidos. Todos tenemos una misma convicción: no queremos entregar las conquistas del movimiento obrero. No queremos entregar a los jubilados. No nos queremos arrodillados de ricos para ricos. Somos orgullosamente clase trabajadora y vamos a pelear que quieran atacar nuestros derechos”.

Pablo Micheli, al frente de la CTA Autónoma, fue el segundo de los oradores y lanzó “Esta unidad en acción muestra un nuevo momento sindical. Pero hay compañeros que no la están comprendiendo. Hay que ayudar a que entiendan que nadie se salva solo porque nos destrozan el país y el futuro de nuestros hijos. Estamos hablando de nuestros hijos y estos tipos van por todo. Lo han demostrado: no quieren disenso y opiniones distintas. No quieren movilización y lucha. Quieren imponer a sangre y fuego su criterio. Agregó además que “La unidad no suma, multiplica. Hace que nuestros compañeros sientan que hay esperanza”

El debate de la reforma previsional se extenderá durante toda la jornada. La reforma laboral será tratada luego del 10 de Diciembre, cuando se haya completado el recambio legislativo. Los trabajadores se han expresado, han mostrado un rechazo contundente y una unidad en la acción esperanzadora de cara a futuro. Las batallas y luchas por delante serán arduas frente a un Gobierno que busca precarizar la vida de las grandes mayorías. El movimiento obrero, como en otros momentos de la historia, ha mostrado reacción ante la avanzada regresiva que una vez más conduce los destinos del país.

TEXTO: Lautaro Fernández Elem, Carlos Aira y Leonardo Martín

Comentarios

comentarios

Visite también

DedGjR3W4AEJskw

INGENIO SAN ISIDRO / La lucha por los puestos de trabajo

Un resumen de la situación del Ingenio San Isidro en General Guemes en Salta cerrado …