Inicio / Politica / RECHAZO A LA REFORMA PREVISIONAL / Crónica del día más intenso del año

RECHAZO A LA REFORMA PREVISIONAL / Crónica del día más intenso del año

Un repaso de los principales hechos de un día en que el pueblo en las calles logró posponer el tratamiento de la reforma previsional y generar una crisis política en el Gobierno. La participación de la Corriente Federal de Trabajadores, la represión salvaje, el aplazamiento del tratamiento en la Cámara de Diputados, el DNU, la CGT, Marcos Peña, Elisa Carrió y el enorme desafío de avanzar en la unidad y consolidando una opción de rechazo al plan económico de la Alianza Cambiemos. 

Por LEONARDO MARTÍN

Ha sido el día más largo y frenético del año. Una multitud colmando las calles con un rechazo frontal a la reforma previsional y a las polìticas económicas del Gobierno nacional. Una ciudad que amaneció militarizada, blindada con fuerzas de seguridad que horas más tarde desplegaron todo el arsenal represivo a puro balazos de goma, gases lacrimógenos, carros hidrantes, detenciones, inclusive con agresiones a diputados nacionales. En medio de todo eso, naufragó la intención del oficialismo de sancionar la reforma previsional al no alcanzar el quórum, para lo cual hasta intentó meter diputruchos. Para rematar un día por demás intenso circuló con fuerza la versión de que la ley, con algunas modificaciones como un bono compensatorio, saldría a partir de un Decreto de Necesidad y Urgencia. Frente a esta posibilidad, la conducción de la CGT anunció que si Macri firmaba ese decreto finalmente llevarìa a cabo el paro nacional que estaba sujeto a la sanción de la reforma previsional. También Elisa Carrió, integrante de la alianza gobernante, desde sus redes sociales disparó contra esa posibilidad. Todo esto ocurrió en un día que al momento en que se redacta esta nota aún no culminó.

Vayamos por partes para analizar un día por demás complejo y con múltiples ángulos desde el cual abordarlo. En primer lugar resaltar la enorme manifestación popular que se acercó al Congreso para repudiar tanto la reforma previsional como a las políticas económicas regresivas de la alianza Cambiemos. Hubo columnas sindicales, dentro de las cuales estuvo la Corriente Federal de Trabajadores, más gremios de CGT, organizaciones sociales y políticas del campo popular, agrupaciones de izquierda.

Minutos después que se confirmara el aplazamiento del tratamiento, Héctor Amichetti, referente gráfico y de la Corriente Federal de Trabajadores, a capella, tomó la palabra para hacer un primer balance en el centro de la Plaza de los Dos Congresos. “Esta es una nueva jornada histórica del movimiento obrero y de todos los movimientos sociales que saben que esta disputa se dirime en la calle. Nosotros no manejamos el poder económico ni la superestructura política, pero con los trabajadores en la calle podemos romper los contubernios que se arman ahí adentro”.

Hay que valorar que es la movilización popular la que impide que el poder de la oligarquía pueda consagrar esta maniobra de tener la ley votada en el dìa de hoy. Es una victoria parcial que nos obliga a nosotros a no bajar la guardia. Dentro de nuestra posición sindical hubiéramos querido que haya hoy un paro general, pero dado el rechazo que también expresó a la reforma previsional por parte de la CGT le pedimos que el día que se trate se convoque a un paro general” exclamó el “Gringo” Amichetti entre aplausos.

Horacio Ghilini, histórico dirigente de SADOP, del MTA y actualmente de la Corriente Federal de Trabajadores, por su lado, destacó “esta el pueblo en las calles diciéndole no al ajuste sobre los más débiles, sobre los jubilados y los que menos tienen. Este es un modelo que tendrá la legalidad democrática pero que ha perdido legitimidad. Reprimen, tiran gases, persiguen dirigentes sociales, encarcelan dirigentes opositores. El pueblo se ha cansado y dice basta, por eso estamos en la calle”.

LA REPRESIÓN

Hay que remontarse hasta las jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001 para encontrarse con una represión tan violenta como la que se produjo hoy. Ayer hubo una clara advertencia con militantes y dirigentes del Movimiento Evita agredidos en las cercanías del Congreso, hoy se volvió a repetir multiplicado en la ferocidad y el alcance. Centenares de miembros de las fuerzas de seguridad se lanzaron a una cacería feroz disparando balazos de goma, arrojando gases lacrimógenos y gas pimienta directamente al rostro como ocurrió con la diputados Horacio Pietragalla y Mayra Mendoza. También hubo decenas de detenidos y otros tantos heridos producto de la represión.

El conglomerado de fuerzas policiales actuó con total impunidad, rememorando los momentos más oscuros del país. Patricia Bullrich, responsable final del operativo, se mantuvo fuera de plano, pero su responsabilidad sobre lo que hoy ocurrió es indudable. Un mensaje para amedrentar al pueblo, para generar miedo a partir de la violencia o de la amenaza de causas penales para los detenidos. Hoy era muy claro que el Gobierno quería evitar la imagen de una plaza llena rechazando la reforma, una imagen que pondría contra las cuerdas a muchos diputados que permitían alcanzar el quòrum o que directamente votan de espaldas del pueblo.

reformas-del-gobierno-2590688h540

EL TRATAMIENTO LEGISLATIVO

Cambiemos jugó a fondo para sancionar la ley de reforma previsional. Primero adelantando el día de tratamiento ante un escenario que se iba complicando con el correr de los dìas. Después buscando sesionar a como dé lugar con un quórum ajustado, pero ilegal porque lo alcanzó con diputados que aún no habían jurado. Mientras tanto los diputados de Unidad Ciudadana hacían cola para descargar sobre Emilio Monzó – Presidente de la Cámara de Diputados – la bronca por la represión que en ese momento estaba en un punto álgido. Ya venía caldeado porque minutos antes legisladores venían denunciando que no les permitían el ingreso al mismísimo Congreso. El clima estaba tan espeso que el propio Monzó, en su impotencia, terminó arrojando un derechazo sobre Leopoldo Moreau que no llegó a destino. Clima caliente se vivía en el Congreso, de final de copa.

Finalmente se decidió la suspensión de la sesión,  posponiendo, presumiblemente para la próxima semana el tratatamiento. Interrogantes que se plantean, ¿Habrá diputados peronistas hoy proclives a votar el proyecto que puedan cambiar de parecer? ¿Podrá el oficialismo mantener en su propia bancada la unidad? ¿Pueden tomar legisladores de la UCR o de la Coalición Cívica de Elisa Carrió buscar modificar y atenuar el proyecto? El oficialismo tiene una semana para evitar la dispersión en la tropa propia.

reformas-del-gobierno-2590734w640

MARCOS PEÑA, CINISMO AL PALO

Dentro de un gobierno donde abunda el cinismo y la impostura del Jefe de Gabinete  Marcos Peña rankea en lo más alto. La conferencia de prensa que dio una vez que se conoció la suspensión de la sesión fue indignante. Allí apuntó a la violencia que generaba la oposición mientras las fuerzas de seguridad, a las órdenes del Gobierno, apaleaba manifestantes. Otra vez puso al Gobierno como víctima como fuente de todos los males de una oposición que no deja gobernar.

El Jefe de Gabinete se refirió al escándalo en el recinto y apuntó contra “los que representan la minoría” llamándoles a “actuar con decencia, respetando su investidura”. Peña señaló que los diputados de la oposición “deben tener la dignidad de sentarse y debatir, pero no a través de la violencia y la mentira”. Pobre Gobierno que sufre con las fuerzas antidemocráticas.

Respecto a la estrategia parlamentaria señaló “vamos a trabajar para ver cuando es el mejor momento para seguir avanzando y retomar esta discusión”. Ante la consulta de si la iniciativa podría sufrir cambios, el propio Peña sostuvo que “la ley tiene que salir de esa forma” al insistir en que “el año próximo los haberes le ganarán a la inflación”.

LA RESPUESTA DEL BLOQUE DE DIPUTADOS DE UNIDAD CIUDADANA

LA ESTRATEGIA DEL DNU, IRRUPCIÓN Y RÁPIDA CAÍDA

Cerca de las siete de la tarde comenzó a circular con fuerza la versión de que el presidente Mauricio Macri firmaría un Decreto de Necesidad y Urgencia imponiendo la misma reforma jubilatoria que no pudo sancionar en el Congreso.

Esto generó un vendaval de críticas por parte de los legisladores, de miembros de la CGT y de la propia Elisa Carrió que evitó quedar alcanzada por las esquirlas de una jugada temeraria.

La CGT convocó a una conferencia de prensa donde tomaron la palabra los miembros del triunvirato Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña. Allí reactivaron la posibilidad de realizar un paro que había quedado en stand by por la tarde. En la conferencia amenazaron que si salía el polémico DNU habría paro nacional por 24 horas al día siguiente.

Juan Carlos Schimd sostuvo que hacerlo sería “una falta de respeto a las instituciones del paìs y es ampliamente inconstitucional”. Además, consideró que “estaríamos frente a una violación no solo de los derechos humanos de los sectores más vulnerables sino de lo institucional y político del país“.

De suceder eso, “la CGT ha decidido una medida de acción directa contundente en un paro desde la 0hs“, señaló Daer, aunque por el momento se va a “esperar a ver qué sucede”.

Ante la consulta de cómo se llevaría a cabo la medida, Schmid amplió que “cuando estemos en conocimiento de este decreto, vamos a ver como implementamos todas las medidas a partir de ese momento“.

Por su lado, Carrió, rápidamente, se  desmarcó de la medida. A tono con los tiempos modernos de la comunicación lo hizo mediante un tweet. Redactado en tercera persona, arrojó la granada.  “Carrio y la Coalición Cívica juraron respetar la Constitución Nacional y no la van a violar bajo ningún concepto. Un DNU violaría gravemente la Constitución Nacional”.

La jugada del DNU, con esos dos movimientos más el repudio masivo,  quedó desarticulada en cuestión de minutos. Archivada hasta nuevo aviso.

EL GOBIERNO, DEBILITADO

Una de las conclusiones del día muestran a un Gobierno debilitado o que al menos no podrá imponer lo que se le antoje sin pérdida de legitimidad. Las reformas estructurales que propone han demostrado tener límites sociales expresados en la manifestación del acto de la Multisectorial Federal en noviembre, en la marcha de las organizaciones de la economía popular ayer en 9 de Julio y en la convocatoria de esta tarde. El pueblo ha demostrado reacción ante el manotazo al bolsillo que busca imponer el Gobierno.

También ha chocado con límites dentro del propio Congreso. No tiene los números que le garanticen el quórum propio por lo cual está obligado a negociar, al toma y daca. Los acuerdos con los gobernadores a partir del Pacto Fiscal puede resquebrajarse así como es posible que aparezcan fisuras dentro del propio cuerpo con sectores del radicalismo o la propia Carrió a partir de la agudización de los efectos de la política económica. Ante un destino de dudosa prosperidad algún sector puede buscar desmarcarse a tiempo. No ha ocurrido hasta ahora, pero que hay tensiones las hay.

EL CAMPO POPULAR

Luchas como la de hoy revitalizan al campo popular y a sus organizaciones. La lucha en las calles ha sido esencial para detener un proyecto regresivo, perjudicial para los jubilados, pensionados y aquellos que reciben AUH y Asignaciones familiares. La pata legislativa ha hecho su trabajo en un terreno donde hoy no cuenta con primacía numérica.

Aún queda por delante más discusiones por reformas estructurales. Una de ellas la laboral, también la fiscal. Habrá que estar atentos al ajuste en el Estado que presagia numerosos despidos para las próximas semanas y un achique progresivo en busca de las “dotaciones óptimas” según plantea el Ministerio de Modernización.

Hay una unidad sindical que crece y que busca desarrollarse desde los matices de cada sector. La Multisectorial Federal es un ejemplo, ha sido también positiva la reacción de la CGT frente a la reforma previsional con el anuncio de un paro lo que demuestra la necesidad de conservar lo máximo que se pueda esa poderosa herramienta política que es la CGT. No es fácil, las tentaciones rupturistas siempre están, pero hoy ha quedado en evidencia la capacidad de fuego que puede tener y que es imperioso conservar en estos tiempos.

Queda por delante el desafío de una mayor unidad en el campo político. Hay algunos avances, pero todavía está lejos de cristalizarse. Resquemores recientes, algunos de más larga data, ponen un freno a esa unidad. No es sencilla, pero es necesaria. El Gobierno oligárquico-financiero de Cambiemos busca imponer una nueva estructura económica que condena a miles de compatriotas a la miseria, a un proyecto de país neocolonial. Hoy quedó demostró  que se le puede poner un freno. Algunos, inclusive,  mencionan que hoy se pudo haber producido  ese punto de inflexión político y social que resquebraje la legitimidad Cambiemos. Quizás lo sea, pero eso requiere unidad, inteligencia y un trabajo en tender puentes en las organizaciones del campo popular. Se ha dado un paso interesante, pero queda bastante camino por recorrer y batallas que enfrentar frente a un Gobierno de los más dañinos y perjudiciales de la historia argentina.

EL COMUNICADO DE LA CORRIENTE FEDERAL DE TRABAJADORES

DRDS3vWX0AAaggT

Comentarios

comentarios

Visite también

0000432633

PANORAMA SINDICAL SEMANAL / Sin respiro, más despidos e intentos de flexibilización laboral

Por LEONARDO MARTÍN Ha pasado la primer semana del año, como era de esperar, cargada …