Inicio / Sin categoría / CRISIS EN LA PATAGONIA / Desindustrialización y flexibilización laboral

CRISIS EN LA PATAGONIA / Desindustrialización y flexibilización laboral

 

80785485

El macrismo avanza en pulverizar el entramado productivo. Una serie de medidas atenta seriamente contra la subsistencia de la industria electrónica fueguina y con decisiones de YPF en la desinversión en la zona petrolera del norte de Santa Cruz donde ya se han perdido 4000 puestos de trabajo. La semana pasada las empresas contratistas de YPF han enviado 200 telegramas más y se esperan que alcancen los 800. 

El descalabro productivo que lleva adelante el macrismo es cada vez más evidente. Las políticas que lleva adelante prescinden de una industria nacional  hoy jaqueada por la apertura importadora, por los tarifazos, por el crédito usurario  y un mercado interno en franco achique. Hay algo que no se puede negar,  la destrucción del entramado industrial es absolutamente federal, afectando diversas zonas del país por igual.

Donde las decisiones van tomando un tinte dramático es en la región patagónica con una serie de medidas que generarán provincias inviables. Es el caso de Tierra del Fuego, donde la industria electrónica asentada en Río Grande tiene los días contados a partir de la quita total de aranceles a la importación de los productos electrónicos que compiten con lo que se fabrica allí. Más de 10000 trabajos dependen de esa industria. También hay un conflicto fuerte en Santa Cruz donde la decisión de YPF es progresivamente dejar la exploración petrolera en dicha provincia. Hasta ahora fueron 200 despidos, pero esperan que sean hasta 800.

En Tierra del Fuego reina la incertidumbre, no sólo por los frecuentes problemas que ha tenido la gobernadora Rosana Bertone con los empleados públicos, principalmente por la quita de aranceles a la importación de artefactos electrónicos. El 24 de noviembre pasado el secretario de Comercio, Miguel Braun (898-E/2017) firmó la medida que sentencia a la industria fueguina a la agonía. La medida avanza en la “normalización”, tal eufemismo fue utilizado, del comercio exterior de una serie de productos como celulares, aires acondicionados, microondas, monitores, televisores, reproductores de DVD, aparatos de audio, autoradios, decodificadores, lectores de CD y altoparlantes productos que allí se fabrican. En marzo de 2017 había ocurrido lo mismo con las computadoras de escritorio, notebooks, tablets.

multimedia.normal.8c86fe053de44902.64657363617267615f6e6f726d616c2e6a7067

Según datos del INDEC, en 2017 la industria electrónica fueguina tuvo la mayor caída en la producción desde 2010. Los producción de aires acondicionados se desmoronó un 12,5%, televisores 9,2%. Más pronunciado fue en las cámaras fotográficas con un desplome de 82,2%. La fabricación de notebooks, netbooks, tablets y PC cayó un 100% durante 2017, con 16 unidades en los primeros nueve meses del año. En 2016 se produjeron 290.395 equipos, en 2017 se abandonó su fabricación.

En Tierra del Fuego hay 21 plantas instaladas (18 en Río Grande y tres en Ushuaia), que generan 9700 empleos directos con un futuro sombrío. Desde diciembre de  ya se perdieron más de 3000 puestos.

Un acuerdo reciente, como medida para salvar a la industria fueguina fue el congelamiento de los salarios de los trabajadores de la UOM hasta 2020 lo que en un alto contexto inflacionario significa pulverizar los salarios. Semanas atrás la UOM de Río Grande rechazó el acuerdo, lo que presagia meses conflictivos por delante.  

SANTA CRUZ / DESPIDOS EN EL SECTOR PETROLERO

La provincia que gobierna Alicia Kirchner ha sido de las más conflictivas de 2015 para acá. A los problemas económicos que arrastraba se sumó el desfinanciamiento por parte del Estado Nacional en una de sus tantas medidas para aplastar al kirchnerismo hay que adicionar la desinversión de YPF en la exploración de petróleo en la provincia. La actividad petrolera representa prácticamente el 50% de la economía local.

YPF y de la empresa china Sinopec, que actúa en la zona, están en franco retroceso disminuyendo el trabajo en el norte de la provincia. . La semana pasada, empresas contratistas que dependen de YPF, han enviado 210 telegramas de despidos. El Sindicato de Petroleros y Gas Privado de Santa Cruz advierte que se extenderían hasta 800  las cesantías. En el acumulado desde fines de 2015 ya suman 4000.

Desde el viernes pasado se han tomado medidas de fuerza con un paro y cortes de ruta tras lo cual el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria el sábado pasado. El Sindicato la ha acatado 48 después pero con un gran signo de interrogante sobre cuál será el futuro.

corte-de-ruta-petrolero

LO QUE PUEDA SOBREVIVIR LO HARÁ FLEXIBILIZADO

Las medidas no sólo apuntan a destruir la industria y la producción patagónica con una reconversión productiva que inevitablemente expulsará a miles de trabajadores que no tendrán otro destino que emigrar. Lo que quede en pie, el Gobierno busca que sea en condiciones más precarias. Congelando salarios hasta 2020 en Tierra del Fuego, en contexto de alta inflación, flexibilizando condiciones de trabajo como ocurrió en la mina de Río Turbio o con los trabajadores petroleros a los que le muestran los acuerdos por Vaca Muerta como el ejemplo a seguir.

En los años noventa, al calor del tsunami neoliberal, el ministro de Economía Domingo Cavallo, referente de muchos de los actuales funcionarios, hablaba de “provincias inviables”. Las políticas actuales van hacia la destrucción de las producciones locales ni tienen el mínimo interés en preservar al empleo. En ese línea no sólo habrá provincias inviables, excepto para una minoría hablaremos de un país inviable.

LEONARDO MARTÍN

Comentarios

comentarios

Visite también

41688226_936740446535956_6805164767552995328_n

SITRAJU-CABA / Judiciales reabren las paritarias, avanzan en la recomposición salarial

Los altos niveles de inflación a partir de las “tormentas” que azotaron la Argentina, han …