Inicio / Historia / PERONISMO / 70 años… La dignidad sigue intacta

PERONISMO / 70 años… La dignidad sigue intacta

 

16640995_1225050020913976_2630080697293597062_n

Por HÉCTOR AMICHETTI (Federación Gráfica Bonaerense / Corriente Federal de Trabajadores)

Hoy desde el gobierno de la oligarquía se justifican los despidos bajo la lógica del “comer y descomer”, se promueve la flexibilidad laboral y se afirma que las conquistas del peronismo son antiguas para el siglo XXI.

Hace exactamente 70 años, el 6 de febrero de 1947, Juan Perón, que tras la insurrección obrera y popular de octubre del’45 y las elecciones de febrero del ’46, ejercía en aquel tiempo la Presidencia de la Nación Argentina, establece la ley que crea la figura de los Agregados Obreros en las distintas Embajadas de nuestro país en todo el mundo.

“La tarea a de ser de sacrificio y trabajo… llevarán al extranjero la representación de la clase trabajadora argentina”, diría Perón en aquella ocasión.

Nuestros agregados obreros contribuyeron con su ardua misión al nacimiento de la Agrupación de Trabajadores Latinoamericanos Sindicalistas (ATLAS) que, promovida por el peronismo, se constituyó en México a fines del año 1952.

“La situación de miseria en que se encuentra la mayoría de los trabajadores latinoamericanos se debe a la explotación desmedida del hombre por el hombre ejercida por un capitalismo deshumanizado”, expresaban los delegados en la declaración de principios del ATLAS.

Integraban la Agrupación formando parte de los Comités Nacionales, representantes de los trabajadores de Argentina, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Haití, México, Nicaragua, Panamá, Perú y Puerto Rico, además de los delegados de Guatemala, Honduras, Paraguay y Venezuela.

Luego se agregaría Brasil y sumaría su afiliación “moral” la Federación de Obreros Gráficos Canadiense.

En enero de 1953 se realiza la primer reunión del Comité Ejecutivo del ATLAS y en esa oportunidad el Secretario General de la CGT de Argentina, José Espejo, expresa el deseo de llevar la Justicia Social a todos los pueblos de América.

Luego vendrían los golpes militares en Guatemala, Argentina, Brasil, Chile, invasiones yanquis en Haití y Panamá, las guerras civiles alentadas por la CIA en El Salvador y Nicaragua.

El Imperio ahogaba en sangre a la clase trabajadora de los pueblos que a instancias del peronismo habían abrazado la Tercera Posición promoviendo la integración del continente.

Pese a todo, ni los golpes, ni las reiteradas intervenciones a la CGT y a los sindicatos en Argentina, las persecuciones, cárceles y asesinatos de miles de delegados de base y dirigentes de distintos gremios, incluso de algunos de sus familiares, pudieron doblegar al movimiento obrero argentino, debilitar sus organizaciones, borrar sus conquistas.

Por encima de la claudicación de algunos dirigentes y para desgracia de la oligarquía, la clase trabajadora argentina no se rinde, recoge las banderas de los lugares en que otros compañeros las dejaron para llevarlas a la Victoria.

El Peronismo sigue vivo.

Los ideales enarbolados hace ya más de 70 años jamás serán sepultados.

¡Viva Perón Carajo!

Comentarios

comentarios

Visite también

Dac9zf-WkAAFhbl

CGT DE LOS ARGENTINOS / El vigor de una bandera

Por GABRIEL FERNÁNDEZ La CGT de los Argentinos no decae. Su influencia posee una vivacidad …