Inicio / Historia / CGT DE LOS ARGENTINOS / El vigor de una bandera

CGT DE LOS ARGENTINOS / El vigor de una bandera

Dac9zf-WkAAFhbl

Por GABRIEL FERNÁNDEZ

La CGT de los Argentinos no decae. Su influencia posee una vivacidad para el asombro. A cincuenta años de su gestación, insiste en convocar referencias, militantes, trabajadores. Y, fiel a su estilo, en hacerlos pensar.

Este martes 10 de abril volvió al suceder. En la Federación Gráfica Bonaerense se efectuó la apertura de un ciclo de cuatro encuentros destinados a evocar en tiempo presente aquella formación gremial a todas luces inolvidable.

Ante una abigarrada concurrencia que ocupó la primera planta del histórico edificio de la CGTA en el Bajo porteño, se recorrió el trayecto, los cauces y la derivación. La omnipresencia de Raimundo Ongaro halló razones y el fervor retumbó.

La presentación estuvo a cargo de Ana Lorenzo, docente e histórica militante del Movimiento Peronista. Ella fue la encargada de señalar que la memoria está viva y contiene actualidad. La presentación bien informada de cada panelista facilitó el lucimiento de los mismos.

Arrancó el historiador Ernesto Salas, quien fue narrando los caminos que desembocaron en la CGTA. Con una capacidad investigativa probada en sus textos, el Negro dio clase de precisión pero también de criterio para articular hechos acaecidos en las convulsionadas décadas de los 50 y los 60.

Luego se expresó un dirigente central para aquella organización. Carlos Pancho Gaitán, quien por entonces motorizó el andar de los trabajadores navales junto a Ricardo de Luca. Recordó los caminos del peronismo revolucionario y sus contrastes con el colaboracionismo por un lado y con el vandorismo por otro.

Finalmente, hizo uso de la palabra Rubén Lafuente, actual titular de la Unión Obrera Molinera. Realzó el ejemplo de la CGTA y su influencia, junto con lo que fuera la CGT Brasil que lideró Saúl Ubaldini, en la Corriente Federal de Trabajadores. Dijo que esa inspiración está vigente y se percibe en la combatividad y la participación de las regionales cegetistas.

Sobre el cierre, y tras la lectura de una emotiva carta de adhesión de Esther El Kadri, quien a sus 95 años sostiene lucha y lucidez, Ana Lorenzo convocó a Héctor Amichetti, secretario general de la FGB y miembro de la CFT. Amichetti felicitó a los panelistas y realizó consideraciones de actualidad hilvanadas con el rastro ongarista.

No tiene sentido cooperar ni dialogar con este gobierno, como dicen algunos. Ganar por unos pocos votos no es democracia. Para los peronistas democracia es justicia social. En aquél entonces la CGT de los Argentinos combatió al poder de los monopolios. Hoy necesitamos seguir ese camino, combatir al poder de las corporaciones.Así habló Amichetti.

La calidez del verano entrometido en el otoño multiplicó la originada en la recepción de esas palabras. Y tras los discursos, los presentes se fueron alejando en grupos de charla activa, con recuerdos emotivos y desafíos presentes. Como decíamos: la influencia de la CGTA posee una vivacidad para el asombro.

El martes 17 de abril, desde las 18 horas, se realizará la segunda jornada sobre la central liderada por Raimundo. La cita será en otro gremio determinante en su vertebración: Farmacia. Allí, en Rincón 1044, Héctor Recalde, Eduardo Gurrucharri , Ernesto JAuretche y Víctor Carricarte darán cuenta de un presente entrelazado con el ayer.

Comentarios

comentarios

Visite también

46510997_1964901823595455_3883979096601919488_n

SOBERANÍA NACIONAL / San Martín, Rosas y Perón…

  Por HÉCTOR AMICHETTI* Patriotas, vendepatrias y en el medio la grieta. Después de liberar …