Inicio / Politica / MALAS NOTICIAS / Gobierno anuncia megacrédito con el FMI, la CGT pospone un paro cada vez más incierto

MALAS NOTICIAS / Gobierno anuncia megacrédito con el FMI, la CGT pospone un paro cada vez más incierto

DfGvBA1XkAALe2k

Por LEONARDO MARTÍN

No ha sido un día de buenas noticias para la Argentina y su futuro. En primer lugar porque se anunció el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional de un megaprestamo de 50 mil millones de dólares que pagará con miseria el pueblo argentino y que condicionará la capacidad de maniobra de los futuros gobiernos. Sumado a ello, una vez más se pospuso la necesaria convocatoria a un paro por parte de la CGT rechazando las políticas económicas que están pauperizando el salario, generando miles de despidos e incertidumbre hacia el futuro.

Repasemos el cuadro de situación. Comencemos por la CGT. Tras el veto presidencial express a la ley que moderaba los tarifazos, la devaluación del peso y una situación económica crítica la convocatoria a una medida de fuerza parecía estar lo suficientemente madura. Inclusive los tres miembros del Triunvirato manifestaron que estaban dadas las condiciones para ponerle una fecha, que seguramente se iba a anunciar tras la reunión de Consejo Directivo de hoy en la CGT.  Para desilusión de muchos, finalmente, no fue así.

La convocatoria a la Casa de Gobierno fue realizada ayer a última hora para realizarse mañana. Fue una jugada efectiva para el Gobierno dando un motivo para estirar el llamado a un paro. Allí estuvieron presentes los tres triunviros – Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña-, acompañados de otros miembros del Consejo Directivo entre los cuales estaban Andrés Rodríguez, José Luis Lingeri, Armando Cavalieri, Abel Frutos, Jorge Sola (Seguros), Rubén Pronoti (Secretario Adjunto de la UOCRA, Gerardo Martínez está en la cumbre de la OIT) y Carlos Frigerio (Cerveceros). Del otro lado del mostrador estuvieron el Superministro (?) Nicolás Dujovne, el vicejefe del Gabinete Mario Quintana y el jefe de Gabinete del Ministerio de Trabajo, Ernesto Leguizamón, ante la ausencia de Jorge Triaca, también en la OIT.

DfHwPNIXcAAMAhn

Los reclamos que llevó la conducción de la CGT a la mesa de negociación fueron la eximición del Impuesto a las Ganancias del medio aguinaldo de julio, el cese de despidos en el Estado y algún tipo de compromiso de los privados para que tampoco lo hagan, retiro del Congreso de la Ley de Reforma Laboral y una recomposición salarial del 5% ante el desborde inflacionario.

La única promesa, magra y de improbable ejecución, fue habilitar por parte del Gobierno una recomposición salarial del 5% para los meses de julio y agosto rompiendo el techo paritario del 15%, al menos hasta que comience la etapa de negociación de las cláusulas de revisión. Estas son particulares de cada acuerdo paritario oscilando las más cercanas en agosto, llegando en algunos casos hasta marzo del próximo año.

Tras la reunión, Nicolás Dujovne afirmó, “estamos generando un mecanismo abreviado para que la homologación sea rápida y sencilla, siempre que sea un acuerdo entre las partes”. En esa última frase está la cuestión, ¿qué cámara patronal va a habilitar esa discusión para mejorar salarios en un contexto que pinta recesivo para la economía? Balas de fogueo para la opinión pública de incomprobable ejecución en las negociaciones reales.

Tras un lapso para almorzar y acomodar algunas ideas, el Triunvirato y el Consejo Directivo se reunieron en la sede de la calle Azopardo. Reunión caliente, con un fuerte intercambio de opiniones cuentan.

Allí se tomó la decisión de dejar en cuarto intermedio esta reunión de Consejo Directivo hasta el próximo martes donde se volverán a reunir con los funcionarios del Gobierno. No hubo conferencia de prensa posterior ni ningún dirigente que se acercara a defender la posición. Todo un signo de que la explicación iba a generar una andanada de preguntas de difícil respuesta.

DfH-V_4WAAcfLRo

Lo que sí se dio a conocer es un comunicado de prensa donde se estipularon una serie de reclamos al Gobierno de cara al próximo martes.

  • Suspender despidos en el sector público y privado por seis meses.
  • Reapertura de paritarias sin tope.
  • Eliminación del cobro de Impuestos a las Ganancias para la cuarta categoría en el aguinaldo de julio.
  • Devolución de los fondos a las obras sociales.
  • Compromiso para que no se modifique la actual Ley de Contratos de Trabajo.

El comunicado aclara que se “va a esperar la respuesta a la agenda planteada”. No habla de medidas de fuerza ni amenaza con tomarlas ante la falta de respuesta positiva a esos temas. Se puede presumir que este tipo de medidas serán rechazadas por parte del Poder Ejecutivo.

Pasemos al segundo punto de la nota, al nefasto acuerdo con el FMI anunciado hoy por Dujovne y Sturzenegger. En dos años y medio de gestión, el Gobierno, para lo único que ha mostrado una notable capacidad es para endeudar al país y acomodar los negocios para los CEO´s que hoy pueblan el funcionariado público.

FMI, 50 MIL MILLONES DE DÓLARES QUE SE PAGARÁ CON MISERIA

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el Presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, anunciaron un megacrédito de 50 mil millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional. Un crédito que se ha ganado un lugar en los hechos nefastos de la historia argentina por la magnitud de su monto y por el precio que pagará el pueblo argentino con sangre, sudor y lágrimas costeando la fiesta especulativa del sector financiero y la rebaja de impuestos a los sectores más ricos del país. Sumado a ello, es un golpe mortal a la independencia económica y a la soberanía política. Otra vez la Argentina chica, para pocos, de la oligarquía argentina en sociedad con los sectores financieros internacionales.

El acuerdo por el crédito de 50 mil millones de dólares con el FMI trae aparejado un fuerte ajuste en las cuentas fiscales, con una búsqueda de recortar el déficit fiscal. El acuerdo prevé un déficit fiscal del 2,7% del producto bruto interno (PBI) este año y 1,3% en 2019 y metas de inflación de 17% para 2019; 13% para 2020 y 9% en 2021.En el acumulado 2018-2021, esto significa una reducción acumulada del déficit de 3,1% del PBI, alrededor de u$s 19.300 millones. En pocas palabras, un ajuste feroz. Menos mercado interno, menos empleo, salarios deteriorados.

Sin título

Volviendo a la CGT. ¿Qué respuesta se puede esperar del Gobierno a las demandas? ¿Qué no despida, qué no cobre impuesto a las ganancias o mejore salarios cuando la razón medular de sus políticas es avanzar sobre esos puntos? El Gobierno buscará maquillar con anuncios insustanciales, pero la dirección del modelo económico no deja dudas, la viene recorriendo desde diciembre de 2015. Achicar lo que llaman el “costo laboral argentino” y generar una inmensa transferencia de recursos. Generar las improbables condiciones para arriben inversiones que hasta ahora sólo llegaron para el casino financiero de Lebacs y bonos del tesoro y que han generado niveles récords en fuga de capitales y sumado un abultado endeudamiento externo.

En este contexto, ¿qué espera la CGT para convocar a una medida de fuerza cuando el rumbo, inevitablemente, es avanzar sobre los trabajadores y sobre las organizaciones sindicales que puedan ponerle freno a esos avances? ¿Qué muestra más tiene que dar el Gobierno para convencer a muchos dirigentes que el país va hacia un abismo social y económico?

Esto se puede parar. Hay sectores como la Corriente Federal de Trabajadores, la CTA , movimientos sociales, el moyanismo que vienen planteando que este proyecto manda a la miseria a millones, que es necesario un cambio en las políticas. Otro proyecto de país es posible, las elecciones en 2019 abren un horizonte de esperanza para sacar a este Gobierno de pocos. Lamentablemente, el que venga sí tendrá que acarrear con una pesada herencia. La que dejará Cambiemos a toda la sociedad argentina.

Comentarios

comentarios

Visite también

Denb95EWAAAmH-_

CORRIENTE FEDERAL / Marcha contra “el robo a los jubilados”

La Corriente Federal de Trabajadores será parte de la movilización a las puertas del Congreso …