Inicio / Gremiales / INGENIO SAN ISIDRO / La lucha por los puestos de trabajo

INGENIO SAN ISIDRO / La lucha por los puestos de trabajo

DedGjR3W4AEJskw

Un resumen de la situación del Ingenio San Isidro en General Guemes en Salta cerrado por la empresa Gloria sin haber dado signos de crisis.  Actualmente el ingenio se encuentra tomado por los trabajadores que reclaman por las 730 fuentes de trabajo vitales para la región. 

Por LEONARDO MARTÍN 

El cierre intempestivo del Ingenio San Isidro en Campo Santo, partido de General Güemes en Salta, en enero pasado es una descarnada metáfora del momento político que se vive en Argentina. Desindustrialización, pérdida de derechos laborales con un Gobierno que muestra un evidente desinterés en cuidar el empleo y que avala las maniobras fraudulentas de la empresas en perjuicio de los trabajadores.

El Ingenio San Isidro fue fundado en 1760 siendo el más antiguo de los que hay en actividad . Desde 2011 es controlado por el Grupo Gloria, una multinacional con origen en Perú que se dedica a la producción de alimentos. Azúcar blanco, mieles, melasas y alcohol eran los principales productos que se elaboraban allí siendo el Ingenio la principal fuente de empleo del departamento de General Güemes.

Sin mediar una crisis, en enero pasado cerró sus puertas apelando a la herramienta del Proceso Preventivo de Crisis contemplada para empresas que atraviesan problemas económicos. Entre otras cosas, permite despedir pagando el 50% de la indemnizaciones que fue lo que hizo el Grupo Gloria. Los trabajadores denuncian que no existía tal crisis, que la producción estaba en niveles altos y apuntan al Gobierno nacional por haber aceptado ese Proceso Preventivo de Crisis. Desde el gremio afirman que el monto que se “ahorro” la empresa es de 200 millones de pesos.

De5M8wTW4AA364q

Mariano Cuenca, secretario general del Sindicato de Trabajadores y Empleados del Azúcar Ingenio San Isidro (SOEASI-CTA Autónoma), apunta, “es una crisis mentirosa. Lo único que pretendían con esa crisis era abaratar las indemnizaciones y pagarlas al 50%”.

Los trabajadores del ingenio se encontraron el 20 de enero pasado con el portón cerrado y con la noticia del cierre de la empresa a partir de una crisis que no había dado signos. En total fueron 730 telegramas de despidos de los trabajadores del ingenio en una localidad, General Güemes, que cuenta con 50 mil habitantes. El impacto es demoledor para la zona.

El Gobierno nacional ha permitido que la empresa haga un abuso del proceso preventivo de crisis” señala Cuenca.

Siempre buscamos el diálogo con los responsables de la empresa, también con los gobiernos nacional y provincial para lograr una salida conveniente para todos, pero no fuimos escuchados” se lamenta.

De parte del Gobierno nacional es previsible que no haya respuestas. La provincia gobernada por el “peronismo racional” de Juan Manuel Urtubey tampoco atiende el reclamo cuando la principal fuente de puestos de trabajo de General Güemes está en peligro. “Es lamentable que el gobernador Urtubey no pueda resolver este problema” dispara Cuenca.  “Condenan a todo un departamento a la miseria y el hambre” afirma.

18700468_463814533957826_6930291323614401207_o-765x510

La producción se ha paralizado desde el cierre con el lock out patronal. El problema que se presenta es que ya ha comenzado el tiempo de zafra, la cosecha de la caña de azúcar, que se extiende entre abril y noviembre. Si no comienza a hacerse de forma urgente la empresa o quien se haga cargo no contará con la materia prima y ello dejará en una situación de vulnerabilidad a los más de 700 trabajadores.

Días atrás, ante la falta de respuestas 120 trabajadores tomaron el establecimiento acampando otros tantos en las puerta del predio. Hubo una medida cautelar para desalojar a los trabajadores rechazado por la jueza Claudia Puertas.

El interrogante que se plantea es, ¿cuál es el objetivo final de la empresa? Vender o cambiar y recontratar los trabajadores en condiciones más precarias en un futuro más cercano?

Cuenca indica, “estamos en condiciones de informar a todo el país que hoy existen inversionistas concretos que quieren hacerse cargo del negocio y comenzar la zafra y la producción” y remarca que “debe comenzarse con la zafra” en forma urgente.

Una salida que plantean es “una expropiación por parte del gobierno provincial no representaría un gasto para el erario público, ya que los costos estarían a cargo de los inversores. Hubo oferentes, pero no quisieron vender”.

Con la colaboración de los trabajadores afectados, se elaboró y se presentó un proyecto de expropiación que permitiría continuar con la producción y con los puestos de trabajo; sin embargo, el gobierno de Juan Manuel Urtubey descartó la propuesta, considerando que se trata de un asunto “entre privados” o sosteniendo que el Estado “no está para producir azúcar”.

DfDRpX2XUAAmwS0

El fin de semana pasado los trabajadores del Ingenio San Isidro que se encuentran ocupando en forma pacífica la fábrica, recibieron la visita de la multisectorial gremial que se conformó en la ciudad de Salta. Estuvieron presentes representantes de Ademus, CGT, CTA, Camioneros, Aprepa, Apsades y Taxistas.

Esta visita nos fortalece, quiero que sepan que vamos a seguir luchando, que si los azucareros triunfamos el triunfo será de todos. Sé que el papa Francisco está al tanto de lo que pasa con el Ingenio San Isidro, lo sabe porque el compañero Gustavo Vera lo tiene al tanto, quiero que el Papa sepa que no vamos a bajar los brazos y junto a nuestras familias vamos a lograr recuperar nuestra fuente de trabajo, no solo por el bien de los trabajadores sino para bien de toda una región que depende de los ingresos del Ingenio“, fueron las expresiones de Mariano Cuenca.

La Corriente Federal de Trabajadores también ha expresado su solidaridad con la situación en variadas oportunidades.

Como en los años noventa, comienza a pasos acelerados la degradación social que generan las políticas de Cambiemos, que convierte a provincias y regiones en inviables. El Gobierno nacional permite las maniobras fraudulentas propiciando la destrucción de empleo, su futura precarización.

A diferencia de los años noventa, la situación toma a los trabajadores con más experiencia sobre las consecuencias de estas políticas y con una acumulación de saberes para dar respuesta a estas situaciones. Los trabajadores tienen como herramienta la lucha, la convicción y la organización, tres instancias que tendrán que mantener a fondo para dar una pelea ante rivales poderosos y responsables políticos con clara parcialidad ante una posición que no es precisamente la de los trabajadores.

Comentarios

comentarios

Visite también

secasfpi

ORTEGA (SECASFPI) / “El FMI pide el vaciamiento de nuestro sistema previsional”

El martes se convocaron distintos sectores como la Corriente Federal de Jubilados, trabajadores de ANSES …