Inicio / Gremiales / GABRIELA REARTES (ATRES) / “Trabajamos para visibilizar nuestras condiciones”

GABRIELA REARTES (ATRES) / “Trabajamos para visibilizar nuestras condiciones”

intertabaco

Nos visitó en Sindical Federal Gabriela Reartes. En una extensa y amena charla, atravesamos los temas desde sus orígenes como trabajadora rural hasta el presente militante y el crecimiento del Sindicato. Integrante de la Asociación de Trabajadores Rurales y Estibadores de Salta (ATRES) no da un paso atrás en la construcción de representación de los más invisibilizados del movimiento obrero. Su trabajo en el sindicato, junto a las Mujeres Sindicalistas y en la Corriente Federal de Trabajadores.

“Nuestra situación no es visible y no hay quien la regule desde hace siglos. El gobierno quitó las retenciones y supuestamente ‘el campo está mejor’, esto no se ve en la calidad de vida de los trabajadores. Hay distintos tipos de producción en nuestro país y todas son irregulares” comenzó Gabriela.

Las condiciones y la historia de los trabajadores agrarios en nuestro país es grave y siempre fue ocultada. “Desde chicos nos enseñan a que hay que trabajar siempre en cualquier condición y además nos mostraron que los sindicatos son corruptos. Siempre vimos la injusticia. Mi papá trabajaba todo el día y nunca alcanzaba la plata. Pensábamos ‘algún día va a mejorar’. Saber hoy cuáles son nuestros derechos y poder comunicarlo, animarnos a charlar con los trabajadores, nos da un orgullo inmenso. Meterse en un sindicato era una locura para mi familia, pero cuando vieron que no era corrupta sino que militaba por mis compañeros fue algo muy importante. Hace años nuestro secretario general nos empezó a explicar qué derechos teníamos y que teníamos que difundirlos” comentó la trabajadora.

La invisibilización de las condiciones de trabajo se da en la misma provincia. Es difícil que se ponga en consideración la tarea. “Sí hemos logrado avanzar un poco con el gobierno anterior es gracias a las políticas sociales, sin embargo el trabajo rural es tan inestable que sigue siendo a destajo” es por esto que se da el trabajo infantil, una de las características más duras de la actividad: “para ganar más plata hay que cosechar más y por eso las familias tienen que llevar a los niños. Yo eso lo hacía cuando era chica, y no ha cambiado”.

El caso de la provincia de Salta es paradigmático en la relación con los trabajadores rurales. Con una tradición histórica de gobiernos que ocultaron el tema y despreciaron sus conquistas, hoy la realidad sigue siendo difícil “en Salta nos gobiernan productores. Olmedo es diputado nacional y esclaviza trabajadores en sus campos” e introduce el conflicto que sostienen por el ingreso Inter-tabaco: “cuando perdimos 11mil hectáreas por el granizo, se juntaron los productores con la ministra de trabajo de Salta para lograr el estado de emergencia agropecuaria. Esto benefició con 50mil pesos por hectárea al productor y no se incluyó a los trabajadores. Esta irregularidad les impidió a muchos registrarse para cobrar el subsidio inter-tabaco”. Este programa dice que en los meses posteriores a la cosecha se paga un plus para poder sostener el ingreso. Es el conocido inter-zafra que se da en los distintos cultivos (tabaco, terba, citrus, etc)y asciende sólo a 2300 pesos. Venía aumentando hasta 2016 cuando se congeló. “Imaginemos que en el campo hablamos de familias numerosas de 5,6 o 7 hijos, no alcanza en absoluto”.

Lo que se señaló desde ATRES es que como muchos trabajadores no llegaban a cumplir los 3 meses de requisito por la irregularidad de la cosecha, que con los comprobantes de trabajos anteriores se pueda cumplir ese lapso. “Además solicitamos que puedan incluirse los 4750 pesos del salario social complementario, para dar una ayuda más”, sin embargo cuando muchos se dirigieron a hacer los trámites para cobrar el ingreso, se lo negaron. “El ministerio de trabajo nacional dijo que ya no eran tres sino cinco meses de trabajo necesario. La mayoría de los trabajadores primero que no los había llegado a cumplir por la temporada con granizo, segundo que los que habían completado tres o cuatro meses no llegaban a los cinco. En total son casi 8500 trabajadores sin ese ingreso”.

Gracias a la presión de las organizaciones sindicales y al trabajo de un grupo de diputados, se va a presentar un proyecto de ley para que el programa inter-cosecha sea ley, que no sea variable según las ideas del gobierno de turno. “La idea es proyectar pero también integrar a la discusión del salario social complementario. Sumando el inter-tabaco y el SSC no llegamos a 10mil pesos, es una situación crítica. Aumentar el salario ayuda a la familia pero también a la economía de la provincia” destacó Gabriela.

La militante expuso sus vastos conocimientos del sector. Una de las particularidades de la situación es que existe una ley que iguala a la actividad con los convenios colectivos de trabajo: “reconoce que somos trabajadores cíclicos. Nos da aguinaldo, nos da vacaciones, que nos paga los feriados y que nos podemos jubilar. Pero no es aplicada y no hay control para que se aplique. En el recibo de sueldo sigue figurando la ley 22.248 que es anterior a la 26.727 que es la vigente”. El organismo encargado del registro era el RENATEA, que recorría los parajes y las fincas para hacer cumplir la ley. “Hoy el RENATEA es el RENATRE y está en manos de gente de la UATRE que no ha modificado su visión histórica”. Para tratar de combatir ese trabajo histórico que tuvo el Momo Venegas y que continúa en ese sindicato, desde hace meses viene trabajando la flamante Federación de Trabajadores Agrarios de la Actividad Primaria que se construyó “con la unidad de muchos compañeros y compañeras de distintas actividades. Nos vamos conociendo y sumando sectores que sufren como nosotros”.

Luego de mucho trabajo, las sensaciones sobre el sector son duales, si bien la crisis continúa y se profundiza por las medidas económicas del gobierno y la desregulación total  de la provincia sobre las tareas rurales, Gabriela comentó su visión esperanzadora apelando al movimiento obrero. “No existíamos y hoy sí, hoy nos reconocen hasta en la misma CGT provincial. Y si alguien no nos quiere reconocer no importa porque vamos a seguir participando. Estamos muy agradecidos con sindicatos que nos han incorporado y que nos tienen presente, a las Mujeres Sindicalistas que nos considera así como la Juventud de la Corriente”.

Finalmente, comentó su perspectiva hacia los meses que vienen, sobre su visión hacia el 2019. “Soy optimista porque muchos de los que querían este cambio se dan cuenta que los que están son patrones y empresarios. La unidad de a poco se está logrando, hay que evitar mezquindades. Hay esperanza en que podemos como movimiento obrero transformar la realidad”.

ENTREVISTA: LAUTARO FERNÁNDEZ ELEM Y GABRIEL FERNÁNDEZ
TEXTO: LAUTARO FERNÁNDEZ ELEM

Comentarios

comentarios

Visite también

466541

ASTILLERO RÍO SANTIAGO / Un plan perverso para demonizar a los trabajadores, sus gremios y a la industria naval argentina

Por Omar Zanarini* Es vox populi que el gobierno de Cambiemos lleva adelante operaciones que tienen …