Inicio / Historia / AMICHETTI / Caprichos de nuestra historia

AMICHETTI / Caprichos de nuestra historia

43095992_1891890687563236_6809925884829499392_n

Por HÉCTOR AMICHETTI*

“Lo que nunca le voy a perdonar a Perón es que durante su gobierno y luego también, el negrito que venía a pelear por su salario se atrevía a mirarnos a los ojos. ¡Ya no pedía. Discutía!”.

De esa manera expresaba Robustiano Patrón Costa su profundo rechazo al proceso revolucionario que instauró la Justicia Social en Argentina.

Podría decirse que Concordancia fue un antecedente de Cambiemos antes del Peronismo.

Aquella alianza política constituida a comienzos de la década infame por conservadores, radicales antipersonalistas y socialistas amarillos, vio frustrada su intención de consagrar Presidente de la Nación a Patrón Costa de manera fraudulenta.

La Revolución del ’43 se lo impidió.

A la luz de lo que está ocurriendo por estos días en nuestra querida Patria, no es para nada exagerado comparar a Concordancia con Cambiemos.

Un ejemplo:

Hace unas horas nos llegaban noticias de los trabajadores del Ingenio Azucarero San Isidro ubicado en la provincia de Salta, más específicamente en Campo Santo, departamento de Güemes.

Más de 700 trabajadores viven desde comienzos del año en total incertidumbre por la decisión de la multinacional peruana “Gloria” de cerrar definitivamente su fuente de trabajo.

El gobernador de Salta, complaciente “opositor” a las políticas del gobierno nacional, se ha negado a expropiar el ingenio como le reclamaban los obreros, facilitando su venta al grupo tucumano Los Balcanes encabezado por Jorge Rocchia Ferro, quien ha resuelto reactivar la producción con un reducido grupo de trabajadores trasladados desde Tucumán para laborar en condiciones precarias, sin respeto del convenio colectivo de trabajo y desconociendo al Sindicato.

Un desmesurado despliegue de fuerzas de seguridad protege a la empresa de las protestas de los obreros que han sido despojados de su derecho al trabajo.

Robustiano Patrón Costa -que al igual que Urtubey también fue gobernador de Salta entre 1913 y 1916- fue propietario del Ingenio El Tabacal, un pequeño feudo con moneda propia y policía particular.

Comentando las relaciones laborales que Patrón Costa imponía a los trabajadores de El Tabacal, el diario “El Laborista” relataba en julio del ’46:

“Los toma a trabajar en su ingenio y les paga lo que quiere. Si encuentran que las condiciones del ingenio son demasiado duras se escapan antes de cumplir con su contrato, la policía particular de Patrón Costa los persigue como si fuera caza mayor y los balea y mata si es necesario”.

Durante la década infame, la clase política que controlaba el poder consideraba abiertamente que las mayorías argentinas necesitaban de una tutela porque “viven en una minoría de edad arrastradas por demagogos”.

Quienes hoy controlan el gobierno nacional, utilizan formas más refinadas para expresar lo mismo acerca de las pretenciosas mayorías que consumen más de lo que deben al amparo del populismo.

El otro día, cuando Macri anduvo por Nueva York ofreciendo el país por 30 monedas al Imperio, fue premiado y pidió “un aplauso para los Estados Unidos”, tal como lo revela el diario “ámbito financiero” en su edición de hoy.

Me hizo acordar al vicepresidente Julio Argentino Roca (hijo) que luego de firmar el pacto de entrega con Walter Ruciman, recordó que alguien había dicho que “Argentina por su interdependencia recíproca es, desde el punto de vista económico, una parte integrante del Imperio Británico”.

Christine Lagarde no tiene la misma fisonomía que don Eduardo de Windsor, el príncipe de Gales en tiempos de la década infame, pero 85 años después cumple la misma formalidad de posar junto a un representante del gobierno argentino expresamente enviado para ofrecer al país como colonia.

Semejanzas que caprichosamente repite la historia.

Caprichosamente… como ese gran movimiento que jamás se rinde a la oligarquía.

Que sigue siendo su maldita obsesión.

El Peronismo, cuya fuerza esencial reside en la gran clase trabajadora y augura una vez más el fracaso de cualquier intento de fraude “patriótico”, por más moderno y sofisticado que sea.

*Federación Gráfica Bonaerense / Corriente Federal de Trabajadores

Comentarios

comentarios

Visite también

46510997_1964901823595455_3883979096601919488_n

SOBERANÍA NACIONAL / San Martín, Rosas y Perón…

  Por HÉCTOR AMICHETTI* Patriotas, vendepatrias y en el medio la grieta. Después de liberar …