Inicio / Mujeres Sindicalistas / PLENARIO CORRIENTE FEDERAL / “El Gobierno quiere separar al feminismo de los sindicatos”

PLENARIO CORRIENTE FEDERAL / “El Gobierno quiere separar al feminismo de los sindicatos”

El 12 de octubre se reunieron en un camping de Moreno representantes del sindicalismo peronista de la provincia de Buenos Aires. Las mujeres, en un plenario aparte, discutieron sobre la próxima movilización a la Basílica de Luján, con el pañuelo verde como protagonista, y el impacto social que tendrá, de aprobarse el preproyecto, el presupuesto 2019 en el Congreso.

Por TALI GOLDMAN (latfem.org)

Tras el multitudinario acto en Ferro del lanzamiento del Frente Sindical para el Modelo Nacional por el sector más combativo del sindicalismo de cuño peronista, este viernes se realizó un plenario de Regionales de la CGT de la provincia de Buenos Aires y de Mujeres Sindicalistas de la Corriente Federal de los Trabajadores. El objetivo fue debatir y confluir de cara a dos fechas importantes: la movilización a Luján el próximo sábado 20 de octubre con la consigna: “Paz, Pan y Trabajo”, que se prevé masiva, y unos días después, el tratamiento del presupuesto para 2019 en el Congreso Nacional.

El Camping de Moreno del Sindicato Argentino de Televisión, Servicios Audiovisuales, Interactivos y de Datos (Satsaid) vivió una jornada con trabajdorxs, bombos, choripanes y marcha peronista. Las sindicalistas forman también parte de esa mística.

Más de doscientas mujeres de diferentes gremios realizaron un plenario para debatir y discutir la marcha a un lugar tan simbólico como la Basílica de Luján. Porque la mayoría de las que participaron de esa asamblea, lo hicieron con sus pañuelos verdes atados al brazo o colgando de sus carteras y mochilas. Decidieron no esquivar el debate, sino abordar la dimensión política que significa hacer la movilización cuatro días antes de que el Congreso de la Nación debata el presupuesto para 2019 que, se sabe, fue redactado a medida del FMI y recorta de manera brusca y categórica las áreas sociales.

La secretaria general del Sitraju, Vanesa Siley, abrió la ronda de oradoras: “Ir a Luján tiene una simbología claramente relacionada con la Iglesia católica. Y si bien nos esforzamos por que sea un encuentro ecuménico, nosotras queremos que el feminismo sea parte de esa procesión a Lujan, porque no tenemos que esquivar esta discusión”. Se sabe: después del debate por la legalización del aborto y la campaña por la separación de la Iglesia y el Estado, los movimientos feministas y el sindicalismo también se vieron interpelados por estos ejes. “En momentos como los que está pasando Brasil –agregó- donde hay una incidencia muy clara de grupos religiosos que quieren amansar la fe de los pueblos para catalizarla en contra de los intereses del pueblo, tenemos que colocar la fe y la esperanza este del lado de la organización popular y no en contra”. Siley fue enfática en apuntar al macrismo: “El gobierno quiere separar a los feminismos de los sindicatos. Y eso es lo que no tenemos que permitir porque ¿cómo vamos a conquistar nuestros derechos como trabajadoras si no es a través de nuestras organizaciones sindicales? Por eso tenemos que tener la inteligencia de saber hacia dónde nos quieren llevar los enemigos del pueblo y hacia dónde el movimiento popular”. Terminó con un llamado: “Me encantaría que todas vengan a lujan con los pañuelos verdes”.

En esa línea, todas coincidieron en la necesidad de marchar a Luján reivindicando el feminismo y el sindicalismo como movimientos revolucionarios y populares.

Patricia, representante de lxs trabajadorxs de la municipalidad de Moreno, trazó un pequeño panorama de la situación que se vive en la localidad, tras la muerte de lxs docentes Sandra y Rubén —cuya memoria estuvo presente durante todo el encuentro— y reivindicó que se estuviera realizando allí. Alejandra Vilte, de bancarixs, fue enfática en explicar por qué el presupuesto 2019 genera un ajuste que, sobre todo, va a impactar en las mujeres.

Andrea Herrera, de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra), retomó el concepto de Siley y también llamó a marchar con el pañuelo verde porque “tenemos que demostrar la unión y la fortaleza del movimiento obrero, del que nosotras somos partes fundamentales”.

La única manera de que se acabe la política neoliberal es con un “movimiento obrero organizado y fuerte”, dijo Soledad Alonso del Secasfpi, el sindicato de lxs trabajadorxs del ANSES. Y recordó que las mujeres “fuimos las primeras que nos amuchamos y estuvimos en cada marcha y en cada manifestación desde febrero de 2016”.

Viviana Benítez, de la Federación Gráfica Bonaerense, sostuvo que hay que ir a Luján con el pañuelo porque “nos reconocemos todas en él” y Claudia Lázzaro, de Curtidores, hizo referencia a la marea de sindicalistas, que sigue creciendo: “A todas, cuando vimos la convocatoria a Lujan, nos hizo ruido. Porque después de la unidad que venimos mostrando teníamos que tener esta discusión y ver por qué teníamos que ir con nuestras consignas. Lo que está claro es que para el movimiento obrero y para las obreras es importante reivindicar la histórica consigna de Saúl Ubaldini de Paz, Pan y Trabajo”.

“Paro, paro, paro, ovario, ovario, ovario”, cantaban las mujeres. Cuando terminó su plenario, volvieron al encuentro general con carteles de “Libertad a Milagro Sala” -porque así votaron que se llame el plenario-, en honor a la presa política que este viernes cumplió mil días de detención.

Allí, Susana, del Sindicato de Trabajadorxs Municipales de Moreno leyó las conclusiones del plenario de mujeres. En ellas figura el pedido a la conducción del Frente Sindical: que “reciba a los movimientos de mujeres y de diversidad para que se pueda discutir la problemática específica de la dificultad del acceso al trabajo y del trabajo de calidad”.

Comentarios

comentarios

Visite también

WhatsApp-Image-2018-05-15-at-11.10.40

Cuenta regresiva para el 3° Encuentro de Mujeres Sindicalistas

El próximo 24 de noviembre se realizará en el Hotel “Los Diques” de la Unión …