Inicio / Politica / CGT – CÁMARAS EMPRESARIAS – GOBIERNO / Promesas sin base firme

CGT – CÁMARAS EMPRESARIAS – GOBIERNO / Promesas sin base firme

not_938723_06_200220

En un contexto de fuerte pérdida del poder adquisitivo, de una economía en caída y con la posibilidad de un paro nacional de 36 horas dando vueltas se reunió la conducción de la CGT con representantes de Cámaras Empresarias y el ministro de Producción Dante Sica. La información que surge de dicha reunión es que, en principio, se acordó el pago de un bono hasta 5000 pesos para los trabajadores tanto del sector privado como público a realizarse en dos tramos. También que se buscarán mecanismos para evitar despidos al menos hasta marzo próximo. Las preguntas que sobrevuela esta reunión, ¿se cumplirá el acuerdo? ¿cómo se instrumentará? Interrogantes que tendrán respuesta en breve, veremos si a tono con las promesas

Por LEONARDO MARTÍN

La amenaza de un paro de 36 horas para fines de noviembre por parte de la CGT provocó el movimiento de fichas en el tablero político. Como parte de la negociación entre la conducción de la CGT, cámaras empresarias sumando la presencia del ministro de Producción Dante Sica se llegó a un principio de acuerdo del que aún las partes esperan su instrumentación.

De efectivizarse, el bono de hasta 5000 pesos sería un paliativo al desplome del poder adquisitivo del salario. Se pagaría en los meses de noviembre y enero. Sumado a ello el reclamo es por la reapertura de paritarias contempladas casi en la totalidad de los acuerdos paritarios. Sin embargo, hay varios interrogantes por responder.

En principio, cómo garantizar ese pago. Si se hace mediante la firma de un Decreto que tenga la fuerza de ley o si queda a la buena voluntad de los sectores empresarios. En ese caso queda como ejemplo negativo el acuerdo suscripto a fines de 2016 entre los mismos actores. En modo no vinculante, allí se contempló que no haya despidos por 90 días y el pago de un bono de fin de año, promesas que se evaporaron rápidamente. Apenas unos días después proliferaron los despidos y del bono hubo pocas noticias.

En este caso, por ejemplo, la Unión Industrial Argentina (UIA) ya advierte que habrá que revisar qué sectores están en condiciones de pagar el bono aduciendo, previsiblemente, la caída de la actividad.

El ministro de Producción, Dante Sica, en declaraciones posteriores no dio un mensaje muy alentador expresando “que dependerá de la situación de cada sector“. Con seis meses de caída de la economía, con la industria atravesando su peor momento desde la crisis del 2009 es previsible la respuesta que habrá al pedido del bono.

En las reparticiones del Estado tampoco queda claro si el Gobierno afrontará el pago del bono en medio de su cruzada por alcanzar el déficit cero. ¿Cómo le explicará en la revisiones acordadas con el FMI ese gasto cuando le están ordenando un ajuste fiscal sin anestesia?

LÍMITES A LOS DESPIDOS HASTA MARZO

Otros de los puntos que hubo en la mesa de negociación fue la búsqueda de mecanismos para evitar despidos. Al finalizar la reunión el secretario general de la CGT, Héctor Daer, expresó (vale decir que se respetaron los tiempos verbales de la declaración):

“Un tema de preocupación era el empleo, nosotros pretendíamos que no se pueda despedir de su empleo a ningún trabajador. Esto llevó a la discusión lógica con el sector empresarial. Lo que sí se acordó es una resolución administrativa, para decirlo en castellano, si algún empresario tiene que despedir algún trabajador tiene que tener un paso previo por la Secretaría de Trabajo de acuerdo a la jurisdicción y ahí discutirá activamente con el sindicato y con participación del Estado para ver si podemos resolver esa cuestiones que llevaron a esa empresa a proceder a los despidos. Quedó establecido que esto sería hasta el mes de marzo del año que viene”.

Ante este panorama más interrogantes, ¿hay certezas que tras el cumplimiento de los actos administrativos no haya despidos? ¿Qué confianza pueden tener las organizaciones gremiales ante un Ministerio de Trabajo, ahora Secretaría, que ha velado en los últimos tres años más por los intereses empresariales que por el de los trabajadores?

Entre mañana miércoles y el jueves el Gobierno acercará la propuesta a la que habrá que leer con detenimiento y detalle. Ya son varias las experiencias donde en medio de leyes y decretos ha buscado introducir, solapadamente, medidas por lo general regresivas para los trabajadores.

Con este principio de acuerdo parece desactivarse el paro de 36 horas planteado por la CGT. Habrá que esperar hasta el jueves, día en que se realizará una nueva reunión de Consejo Directivo.

Con este acuerdo va quedando cada vez más alejada la postura más confrontativa que gremios de CGT, que no están en el Consejo Directivo, le reclaman a la conducción. Gremios que militan en el Frente Sindical vienen pidiendo la realización de un plan de acción para confrontar con el proyecto económico del Gobierno. A la luz de los hechos recientes, desde  la interpretación de la conducción cegetista, parece que aún no es el tiempo para tomar ese camino.

Comentarios

comentarios

Visite también

IMG_20181114_183045

El Frente Sindical se reunió con senadores que votarán contra el presupuesto

El Frente Sindical para el Modelo Nacional se reunió  este mediodía con un grupo de …