Inicio / Politica / FUENTES SEGURAS / Crisis trifásica: gobierno, empresarios, jueces

FUENTES SEGURAS / Crisis trifásica: gobierno, empresarios, jueces

c44f1
Por GABRIEL FERNÁNDEZ *

Cuando se observa el panorama económico nacional la posibilidad de comprensión emerge con nitidez. Pero si al mismo se añade el análisis de las acciones desplegadas por el Poder Judicial, es probable hallar los síntomas de un cortocircuito. ¿Entre quiénes? Básicamente, en modo trifásico, entre empresarios, jueces y funcionarios.

Esta semana puede conocerse un fallo de la Cámara Federal sobre el tema Cuadernos. La presión de los “ hombres de negocios” sobre los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzi ha sido persistente. Hasta les hicieron llegar un borrador del fallo con el objetivo de introducir cambios en las imputaciones a constructores e industriales.

El gobierno oligárquico, acusado por algunos empresarios debido a su vínculo con corporaciones norteamericanas alentó hasta ahora la investigación, si la misma excluía dos protagonistas: Franco Macri y Paolo Rocca. De ahí las tonterías recientes del segundo a la hora de predecir una mejoría para el año venidero.

Pero las elecciones, pesan. Con el afán de no perder el apoyo de esa dirigencia corporativa, voceros oficiales comunicaron que “habrá un fallo satisfactorio”. El metamensaje no es otro que “ustedes, tranquilos; lo que necesitamos es que Cristina Fernández de Kirchner tenga problemas judiciales antes de octubre”.

Los empresarios de la Cámara de la Construcción confían en la inminencia de un fallo favorable. Según el involucrado Clarín en referencia al tema, “Techint, Angelo Calcaterra y la familia del Presidente, Eurnekian, Juan Chediak, entre 100 grandes empresarios, están expectantes”.

Hay un hecho curioso. Las críticas, además de recalar sobre el gobierno, golpean al juez Claudio Bonadío por haber resuelto procesar a todos por igual: a través de su decisión indicó que en su conjunto integran una asociación ilícita. Así puso en un plano de igualdad a funcionarios con empresarios.

¿Qué pretenden los “ hombres de negocios”? Que la Cámara les saque –por lo menos a algunos– la tipificación de ser “miembros de la asociación ilícita” que presuntamente comandaba Cristina. Este sería el paso previo para pedir ser desprocesados o culpados por un delito menor, como cohecho. (Menor si les cabe a ellos; si se le carga la romana a un dirigente popular… ni hablar)

Sin embargo, La Señal Medios fue informada sobre una gran porción del empresariado que percibe que su involucramiento jurídico es un apriete oficial para que sostenga el respaldo al modelo de transferencia de recursos de la producción hacia el esquema financiero, las privadas de servicios públicos y las firmas off shore. Ese apoyo se vino licuando al conocerse la acción económica oficial.

La UIA, por eso, dejó de lado la discusión jurídica y plantó debate conceptual. Tarde piaste, su referente Miguel Acevedo aseveró que “el Gobierno no tiene un plan productivo y tiene récord de inflación”. Congregó respaldo de toda la cúpula fabril, que lo refrendó con un informe penoso: este año se perdieron 40.000 puestos de trabajo.

El gobierno puso en movimiento a sus aliados. Cristiano Ratazzi salió al cruce: “Yo creo que vamos por el camino correcto”. CAME guardó silencio, a pesar de pretender encarnar al sector más castigado por la recesión: las pymes. Esto derivó rápidamente en realineamientos muy interesantes.

Las pymes, las cooperativas y no pocas empresas que superan la categoría medianas, se acercaron al sindicalismo para presentar un frente común a favor de la producción, el trabajo y el mercado interno. La paciente labor de la Corriente Federal de Trabajadores volvió a dar sus frutos. Allí, el planteo es claro: cambia la política económica o se hunde el país.

El problema que afronta el oficialismo es que los aprietes jurídicos tienen un borde práctico. Varias grandes compañías perdieron mucho dinero durante los tres años de gestión anti industrial. Algunas, un 40 % de valor bursátil; otras marchan a la convocatoria de acreedores. Sin embargo el apoyo tampoco llega desde todos los beneficiarios.

Muchos bancos están lejos de contentarse con la persecución a Amado Boudou. En Wall Street varias financieras perdieron cifras millonarias con los bonos y la corrida cambiaria. Observan con envidia el enriquecimiento de las empresas irregulares ligadas a los funcionarios que integran el gabinete.

Por eso el modelito no cierra ni siquiera en sus fuentes. Asciende el riesgo país, nadie invierte más allá de los anuncios optimistas de Mirtha Legrand; los bonos argentinos no suben. Los informes confidenciales de los bancos de inversión denuncian esta situación y no se detienen en consideraciones culturales.

En suma, con propaganda anti k o sin ella, las tasas impiden la inversión, persiste la presión tributaria ante el desfinanciamiento estadual auto inducido, caen las ventas promedio en todos los rubros. Lo mejor que puede hacer un inversor en la Argentina es sumarse a la especulación mediante acuerdos siniestros con el gobierno, o retirarse sin más.

Para colmo, ya no hay bloque liberal conservador con Brasil. Como anticipamos en estas páginas, el principal socio continental aplica una política proteccionista orientada por una burguesía paulista concentrada con una pata en las finanzas pero otra, sólida, en la producción. Bolsonaro no duraría un instante sin satisfacer ese programa.

Los empresarios argentinos van descubriendo algo que los trabajadores ya sabían: Mauricio Macri es el peor de todos, dicho esto objetivamente y lejos de cualquier afán ideológico. Su acción no es más que una operatoria de negocios en beneficio de propios y afines, sin anhelo desarrollista alguno.

Pero a esos capitanejos de la industria les cuesta salir del enriedo, pues a diferencia de los humildes aunque lúcidos miembros del pueblo llano, temen condenas por sus ilícitos y temen, sobre todo, un retorno enérgico del imprescindible “populismo”.

Todo un sendero atractivo a recorrer por la dirigencia política nacional popular, si puede abrir los ojos y admite dejarse orientar por un movimiento obrero bastante bien afincado en la realidad integral argentina.

• Director La Señal Medios / Sindical Federal / Area Periodística Radio Gráfica.

Comentarios

comentarios

Visite también

cistina-alberto-fernandez

Dirigentes de la Corriente Federal expresaron su apoyo a la fórmula Alberto – Cristina

El tablero político nacional hoy tuvo un temblor del que por ahora se ven las …