Inicio / Historia / A 40 años del primer paro nacional a la Dictadura Cívico-Militar

A 40 años del primer paro nacional a la Dictadura Cívico-Militar

 

58579391_1975831835873592_3118379177267429376_n

Hace 40 años, un 27 de abril de 1979, se realizaba el primer paro nacional a la última Dictadura Cívico-Militar convocado por el Grupo de los 25, valientes dirigentes que integraban las organizaciones sindicales más combativas del momento.

Los motivos de la medida fueron, en el aspecto central, un repudio a la política económica comandada por el entonces ministro de Economía, José Martínez de Hoz.

Las consecuencias ya eran evidentes a esa altura: destrucción industrial, pulverización del poder adquisitivo del salario, un crecimiento exponencial del endeudamiento externo, una persecución salvaje y criminal sobre delegados y dirigentes sindicales así como militantes populares. Hablamos del pasado, pero bien podríamos estar describiendo el presente económico.

Mientras este grupo de dirigentes desafiaba a la Dictadura, otro espacio nucleado en la Comisión Nacional de Trabajo mantenía una relación de mayor cercanía con la Junta Militar. Entre esos dirigentes se destacaba un nombre que también se repitió en los últimos tiempos: Jorge Triaca padre. Los paralelismos de la historia a veces son sorprendentes.

Muchas veces, por comodidad o por desconocimiento, se suele centrar en una sola persona procesos políticos y sociales mucho más amplios. De este momento histórico, emergió con potencia el dirigente cervecero Saúl Ubaldini, pero no fue el único.

Vale hacer un listado de otros que participaron de un hito histórico del movimiento obrero: Roberto García (taxistas), Carlos Cabrera (mineros), Gerónimo Izzeta (municipales), Fernando Donaires (papeleros), Raúl Crespo (SUPE), Roberto Digón (tabaco) Rodolfo Soberano (molineros), Raúl Ravitti (ferroviario), José Rodríguez (Smata), Enrique Micó (vestido), Jorge Luján (vidrio), Demetrio Lorenzo (alimentación), Natividad Serpa (Obras Sanitarias), Delmidio Moret (Luz y Fuerza), Víctor Marchese (calzado), Alberto Campos (UOM) y Benjamín Caetani (aceiteros).

Por último, otra consideración. Pese a críticas que muchas veces que se hacen sobre el movimiento obrero, hasta ninguneo en algunos casos, nunca hay que dejar de tener algo presente: en los momentos más difíciles y hostiles de la historia argentina siempre la organización de los trabajadores fue la que dieron las peleas centrales. Tanto en el pasado como está ocurriendo en el presente con una semana con medidas de fuerza importantes.

A 40 años recordamos a aquellos que pelearon y que dijeron e hicieron lo que tenían que hacer lo que su tiempo demandaba. La historia juzgará y pondrá en su lugar las luchas del presente por un Argentina mas justa e igualitaria y a los dirigentes que dan la pelea respecto a aquellos que miran hacia el costado.

Comentarios

comentarios

Visite también

352450bb-9bc2-4495-a4be-af907808d652

“PANCHO” OZEMO / “Raimundo nos marcó, fue un ejemplo para los gráficos y para todo el movimiento obrero”

  Entrevista a Francisco “Pancho” Ozemo, dirigente de la Federación Gráfica Bonaerense con una larga …