Inicio / Gremiales / POLÍTICA ANTISINDICAL / Se intensifica el ataque sobre gremios y sus dirigentes

POLÍTICA ANTISINDICAL / Se intensifica el ataque sobre gremios y sus dirigentes

Macri ataque a los gremios

En los últimos días se intensificó la campaña antisindical por parte del Gobierno nacional, medios de comunicación y sectores empresarios concentrados. Un repaso. 

Por LEONARDO MARTÍN 

A esta altura ya no puede sorprender a nadie la postura antisindical del Gobierno, de los sectores empresarios más concentrados y de los medios de comunicación que sostienen a la experiencia macrista. A lo que estamos asistiendo en los últimos días es a una intensificación de ese proceso con persecución sobre organizaciones gremiales, con campañas mediáticas de desprestigio muy agresivas sobre los dirigentes que confrontan con el modelo económico, contra el avance sobre los derechos laborales y la pérdida de empleos. 

Está claro que desde el vamos el Gobierno avanzó en la búsqueda de desarticular las resistencias gremiales para imponer un modelo económico regresivo. Amenazas, aprietes a jueces, persecución judicial,  multas millonarias, acusaciones orquestadas desde los medios de comunicación. Todo parece valer dentro del objetivo del Gobierno y el poder económico de “bajar el costo laboral argentino”, de imponer la flexibilización laboral, de favorecer determinados negocios privados. 

Signo de los tiempos, el periodista del diario Clarín Daniel Muchnik se refirió al reclamo de Sergio Palazzo de encuadrar a trabajadores de Mercado Libre / Mercado Pago dentro del gremio bancario por cumplir tareas dentro del sistema financiero. Muchnik expresó “de algún modo hay que poner límites legales al matonaje”, en referencia a la iniciativa del gremio bancario a lo que agregó, “en Estados Unidos se acabó con Hoffa, matándolo”. Sin filtro. 

Previamente, el diario Clarín había preparado el terreno tergiversando declaraciones de Palazzo. El periodismo de guerra continúa con los fusiles cargados y bien pertrechados.

 Podemos pensar que fue una frase a título personal desafortunada de Muchnik. Ahora, no es posible esa frase sin el clima social que fueron propiciando el Gobierno nacional, los medios de comunicación afines y sectores empresarios. Por lo pronto, ni desde Clarín, ni ningún funcionario nacional salieron a cruzar semejantes declaraciones aunque sea para ostentar una supuesta corrección política. Todo vale en la campaña de desprestigio y en el ataque. 

Otro gremio que recibió un duro embate con toda la artillería mediática fue la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas. A partir de una asamblea realizada el pasado viernes entre las 5 y las 8 de la mañana los medios de comunicación de mayor poder de fuego salieron en conjunto en una ofensiva sobre el gremio, apuntando especialmente a Pablo Biró, su secretario general. 

Ciertos medios de comunicación no ahorraron calificativos, “medida salvaje”, “irracional”, “chantaje”. Desde el Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA) expresaron un “Rechazo total a medidas abusivas del Sindicato Pilotos y Cabina que toman a la sociedad como rehén, conspiran contra la creación de empleo argentino y en nada suman a la defensa de los derechos de los trabajadores“. 

Para completar la campaña, desde el Ministerio de Transporte que dirige Guillermo Dietrich filtraron un recibo de sueldo de Pablo Biró como piloto de Aerolíneas Argentinas. Por supuesto, que los salarios tanto en Argentina como en todas partes del mundo de un piloto de avión son bastante más altos que la media por la propia calificación del trabajo. Vale aclarar que la formación de un piloto es muy costosa así como la responsabilidad es muy alta al momento de  transportar centenares de vida a 10 mil metros de altura. No todo es glamour dentro de la vida de los pilotos ostentando un promedio de vida de 66 años, por debajo del promedio general y de sus ingresos, producto del deterioro que provoca en la salud el cambio de husos horarios, la afectación de ritmos biológicos, el estrés, entre otros factores. 

Todo vale para poner de espaldas a la sociedad a un gremio que junto a otros del sector aerocomercial vienen resistiendo las políticas de cielos abiertos, la flexibilización laboral y de las condiciones de seguridad de los vuelos. También la defensa de Aerolíneas Argentinas frente a una competencia desigual con aerolíneas inventadas para la ocasión, facilidades para otras o convenios para que las aerolíneas estadounidenses puedan volar libremente en el país. 

“Buscan intimidarme para que me calle la boca y no diga que la Revolución de los Aviones fracasó” disparó Biró como respuesta. 

Otro caso reciente, que también llamó la atención por haber sido vertidas totalmente fuera de contexto son las acusaciones que Mauricio Macri lanzó contra el gremio de Camioneros ante niños que juraban la bandera el 20 de junio pasado. Cargó contra “el comportamiento mafioso de Camioneros” a los que calificó como “patota del transporte”. Macri, en vez de recordar a Manuel Belgrano o reivindicar valores patrios o de unidad nacional utilizó el acto para criticar a Camioneros. Insólito. Sólo entendible a partir de la obsesión presidencial contra los gremios y la actividad sindical. 

En el contexto de campaña electoral, todo vale para el oficialismo. Tensar la cuerda de la polarización atacando a los sindicatos para buscar solidificar su voto más reaccionario y a algún incauto que piensa que el problema del país son los gremios. Alimentar odios, promover discursos violentos, desprestigiar. Todo vale para Cambiemos.

También prepara el escenario para un hipotético segundo mandato donde la batalla central pasará por imponer “las reformas estructurales”, un eufemismo para mencionar a la reforma / flexibilización laboral, la reforma previsional y avanzar en el ajuste fiscal. En esa ambición del oficialismo las estructuras gremiales son su principal barrera, la experiencia reciente lo demuestra y por eso está actuando en consecuencia.

Los ataques son sobre el conjunto del movimiento obrero, pero con eje en aquellos que resisten y confrontan a este proyecto antipopular. No es casualidad que los más agudos sean sobre dirigentes de la Corriente Federal de Trabajadores, Frente Sindical, CTA de los Trabajadores y organizaciones sociales. Ese conjunto de gremios es el que ha dado la pelea central en estos más de tres años nefastos de macrismo.

Comentarios

comentarios

Visite también

67175796_2498381120225790_3895363706283884544_o

CLAUDIO LEONI / “Es fundamental que el movimiento obrero tenga un proyecto político para debatir con la sociedad”

En el marco de la Cumbre de los Pueblos llevada adelante en el edificio Néstor …