Inicio / Mujeres Sindicalistas / MUJERES SINDICALISTAS / “El lugar de las mujeres en la mesa paritaria tiene que crecer”

MUJERES SINDICALISTAS / “El lugar de las mujeres en la mesa paritaria tiene que crecer”

Por TALI GOLDMAN 

Que hay menos mujeres sindicalistas que varones sindicalistas, es cierto. Que de ese universo de mujeres sindicalistas pocas están en lugares de toma de decisiones también es cierto. Sin embargo, es necesario visibilizar a quienes sí están sentadas en las mesas de negociación en los convenios colectivos de trabajo y discuten cara a cara con las patronales la madre de todas las batallas: las paritarias.

Según la Ley 25.674 de Asociaciones Sindicales, “cada unidad de negociación colectiva de las condiciones laborales, deberá contar con la participación proporcional de mujeres delegadas en función de la cantidad de trabajadoras de dicha rama o actividad”. Y aclara que “la representación femenina en los cargos electivos y representativos de las asociaciones sindicales será de un mínimo del 30 por ciento, cuando el número de mujeres alcance o supere ese porcentual sobre el total de los trabajadores”.

Por supuesto que hecha la ley, hecha la trampa. Y cada gremio suele interpretar a su conveniencia la letra chica, por lo que no en todos los sindicatos se cumple este punto.

Alejandra Estoup es secretaria general de la seccional Buenos Aires del gremio de La Bancaria. Es la única mujer en un cargo de comando dentro de las 53 seccionales en todo el país y es parte de la mesa chica del Secretario General a nivel nacional, Sergio Palazzo. Estos son días de reuniones y disputa para lxs bancarixs. Están en la recta final para acordar—o no—la letra chica del convenio pero el desenlace no parece el mejor. Por caso, este viernes 6 de abril todo indica que habría un paro nacional de bancos. Alejandra milita desde que era muy joven y por supuesto que no fue fácil llegar al cargo de secretaria general de uno de los gremios con más poder.

La mirada de las mujeres en todos los asuntos y en este en particular siempre es un valor agregado porque pensamos diferente a los varones. Nosotras somos más duras en las negociaciones porque sabemos lo que es alcanzar algo. Los hombres siempre lo tienen todo y es más fácil. Por eso nosotras no damos el brazo a torcer tan fácilmente: porque todo nos cuesta el doble. El sindicalismo es un lugar donde claramente hay poder y ese es un rol que estuvo y está en manos de los varones pero que, con el paso de los años, se está trabajando y tratando de revertir”, explica a LATFEM.

Estoup cuenta que cuando empezó a militar en el sindicalismo, todas las reuniones importantes empezaban alrededor de las 19 horas. En principio, esto no parecería tener nada de malo. Sin embargo, para una madre de cuatro hijos como Alejandra, el hecho de que las reuniones empezaran tan tarde reducían su tiempo de participación o directamente no podía participar. Las tareas de cuidado familiar desigualmente distruibuidas entre varones y mujeres dentro de todas las unidades familiares no podían posponerse. “Esto no es una tontería porque yo me empezaba a dar cuenta que me perdía de todo porque las reuniones se hacían en un horario muy excluyente para las mujeres que éramos madres. Entonces cuando yo fui secretaria de actas, un cargo en el que sí o sí me necesitaban porque es la que controla lo que se habla en las reuniones, puse como condición que empezaran al mediodía”, explica. Desde entonces, las reuniones en la seccional Buenos Aires cambiaron de horario y eso hizo que otras mujeres también se pudieran sumar a la tarea gremial. El horario también es patriarcal. “Porque nosotras también tenemos que replantearnos qué tipo de dirigentes tenemos que ser. ¿Llegás al lugar de poder y qué haces? Te masculinizás y seguís con las mismas prácticas que los varones o repensás el lugar de dirigente en tu condición de mujer? Creo que este es el desafío y lo que yo intento hacer”, advierte Alejandra.

En Santa Fe existe la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia de Santa Fe (FESTRAM) que nuclea a 43 gremios municipales de toda la provincia y abarca un total de 43 mil trabajadores. De los 43 gremios unicamente dos mujeres son secretarias generales y solo una de ellas, María José Barrios, está entre lxs 12 delegados paritarios que se sientan a discutir directamente con lxs intendentes de las localidades. Majo, como todos la conocen, es secretaria general de SITRAM—Sindicato de trabajadores Municipales—de Rufino, una localidad al sur de la Provincia, a 400 kilómetros de Santa Fe.

Es la única provincia que tiene Ley de Paritarias, es un espacio muy valioso que conseguimos. Esto significa que discutimos directamente con lxs intendentes. Que haya una mujer en esa mesa es clave porque por ejemplo, llevo a ese espacio una agenda de políticas de género propia para discutirla en el espacio paritario, por ejemplo las licencias por violencia de género. Si no hubiera una mujer no sé si esto estaría en esta mesa”, explica Majo y no duda: “El lugar de las mujeres en la mesa paritaria tiene que crecer”.

Por otra parte, el Sindicato de Trabajadores Judiciales—SITRAJU CABA—, también cuenta con una mujer al mando, Vanesa Siley, que también está en pleno proceso de diálogo y aún no logra un acuerdo. Este jueves y viernes se anuncia un paro de los trabajadores judiciales. “Es importante remarcar que en la mesa paritaria tiene que haber un 30% de mujeres, porque tal vez solamente se tiene presente el cupo para los cargos directivos pero también se creó el cupo para los cargos paritarios”, explica Siley a LATFEM. “Esto no se ve pero ser una delegada paritaria es un trabajo dificilísimo porque hay que hacer un análisis de la pauta que se va a solicitar, un análisis del ofrecimiento de la otra parte. Incorporar aspectos de las condiciones laborales que no tienen que ver con los salarios. Es muy importante porque ahí es donde lxs sindicalistas somos legisladores, porque en los convenios colectivos regulamos derechos. Y el hecho de que haya mujeres en esas mesas implica que también podamos construir esos derechos con perspectiva de género”.

Comentarios

comentarios

Visite también

IMG-20180917-WA0025

La CGT acompaña a las Mujeres Sindicalistas y rechaza la reforma laboral encubierta

En el marco de los encuentros que se vienen estableciendo entre la mesa de unidad …