Inicio / Mujeres Sindicalistas / MUJERES SINDICALISTAS / Junto a las conductoras de Trolebuses en Córdoba

MUJERES SINDICALISTAS / Junto a las conductoras de Trolebuses en Córdoba

DGautoBWsAAYvnq

Por ALEJANDRA BENAGLIA (Periodista – Delegada SATSAID)

Un grupo de Mujeres Sindicalistas de la Corriente Federal de Trabajadores encabezado por Vanesa Siley, referente del espacio y secretaria general del Sindicato de Trabajadores Judiciales de la Ciudad de Buenos Aires (Sitraju-CABA) junto  a dirigentes y delegadas del  SATSAID (televisión), ATILRA (lecheros), Curtidores y de la Federación Gráfica Bonaerense (FGB) se hicieron presentes este viernes con la Intersindical de Mujeres de Córdoba –que agrupa a más de 20 gremios de todas las centrales obreras- para brindar su apoyo en la carpa que montaron las compañeras conductoras de trolebuses. Las “trolebuseras”, como también se las conoce, sostienen una huelga de hambre en reclamo por la reincorporación en sus puestos de trabajo.

Graciela Caliva, Viviana Chiatti, “Mumi” Gomez y Susana Cardozo llevan 22 días acampando poniéndole sus cuerpos en una lucha en donde buscan que las escuchen, las vean, las reciban con el fin de que les devuelvan sus trabajos. Más de la mitad de sus vidas están atravesadas por TAMSE la empresa de transporte municipal que, con tres líneas, recorre la ciudad a diario donde la mayoría de ellas promedia los 25 años de servicio.

Las cordobesas conductoras de trolebuses pasarán a la historia por ponerse a la cabeza del reclamo por el despido de 183 trabajadores y trabajadoras del transporte de esa provincia. 9 días de paro en que se pusieron al frente para visibilizar una serie de conflictos en la provincia entre trabajadores y dirigentes de la Unión Tranviaria Automotor (UTA) y en el despido de 67 de las 130 conductoras que representan el 6% del total de quienes conducen el servicio público de transporte de pasajeros pero que llega a un 40% si lo calculamos solo entre las mujeres.

Ramón Mestre (padre) puso a las mujeres al frente de los trolebuses en el año 1989 – cuenta “Mumi” Gómez- lo hizo como una forma de ganar votos haciendo algo políticamente correcto. Con los años las empresas privadas fueron cambiando esas postura, no quieren mujeres, y hoy tenemos un intendente, Ramón Mestre (hijo) que es más empresario que funcionario y que está boicoteando el sistema reemplazando los trole con colectivos lo que conlleva de perdida laboral para nosotras. Hay una ética empresarial que sostiene que las mujeres no somos redituables” narra

20707453_10212188253356000_2057497225_n

 

La sociedad cordobesa se encuentra dividida ante el reclamo. Están los que apoyan y están los que, influenciados por los medios que estigmatizan la lucha de los y las trabajadoras, los consideran responsables de una situación social que los hizo “rehenes” de un paro que trastocó su vida cotidiana. Empresas de medios que, en clara concordancia con las políticas nacionales, buscan enfrentar a los trabajadores entre si ocultando la raíz del reclamo que no tiene más objetivo que el del respeto por los derechos laborales.

Nosotras luchamos acá contra gente muy machista –relata Viviana Chiattiaprendimos a pelear, a defendernos, a arreglarnos solas. Decidimos poner el cuerpo y eso siempre valdrá la pena. Solo queremos que el intendente nos reciba, que deje de ignorarnos, que respete nuestra dignidad“.

Vanesa Siley, acercó el total acompañamiento de las mujeres sindicalistas enroladas en la Corriente Federal a las compañeras en lucha, resaltando “la fortaleza de estas mujeres que les transmitirán a sus hijos y nietos la mayor enseñanza que es la de jugarse por sus principios“.

Para Ilda Bustos, representante de la Intersindical de Mujeres de Córdoba, referente gráfica y diputada provincial “las mujeres llevan el mayor peso en la lucha justa por un derecho adquirido, el ensañamiento del intendente y los empresarios cordobeses que tiene un correlato con la política nacional de Cambiemos no es casual y demuestra una clara violencia de género” describe.

DGatfruWAAYE1QD

Practicamente ya tenemos en claro que el intendente no nos va a recibir – finaliza “Mumi”- que no le interesa y que está utilizando el conflicto para hacer campaña, cuanto más recio se pone más votos logra. Nosotras estamos acá, vamos a sostener y mantener la carpa para cambiar la opinión pública. Ese es hoy nuestro incentivo: que la gente entienda que él es el responsable de la no solución del conflicto y del incumplimiento de la ordenanza”. 

“Mujeres en lucha defendiendo sus derechos”, “Despedir mujeres sostén de familia es violencia de género”, “Trolebuses presentes!” rezan los carteles que están colgados en la carpa escritos con palabras que denuncian y visibilizan la presencia de estas mujeres que están poniendo en juego sus vidas porque la dignidad y los derechos no se negocian.

Comentarios

comentarios

Visite también

FB_IMG_1508375744049

MALDONADO / Grave situación institucional, el Estado responsable

El perito convocado por la familia de Santiago Maldonado, Alejandro Inchaúrregui, confirmó que el cuerpo …