Inicio / Gremiales / ALVARO RUIZ / “Se viene una reforma laboral profunda que ya ha comenzado”

ALVARO RUIZ / “Se viene una reforma laboral profunda que ya ha comenzado”

Alvaro Ruiz, abogado de la Corriente Político Sindical Federal.

Alvaro Ruiz es abogado laboralista de vasta trayectoria y reconocimiento, además de una activa tarea académica como docente y titular de cátedra. También fue  funcionario en la cartera laboral del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, asesor de diversos gremios y uno de los impulsores iniciales de la Corriente Federal de Trabajadores.  En resumidas cuentas alguien que conoce desde todos los ángulos la situación del derecho laboral en una época donde los jueces  y abogados laboralistas están apuntados como mafias según la visión del Presidente Macri y de sus principales funcionarios. 

Mafias, que en ese análisis, fomentan la industria del juicio desalentando las inversiones y la creación de puestos de trabajo. La excusa, aporte de los gurues comunicacionales del Gobierno, para avanzar sobre los derechos de los trabajadores con una fachada de cruzada antimafia cuando la realidad es bastante menos republicana. El objetivo real es dejar a los trabajadores en situación de desprotección y con costos menores  para el capital en materia despidos y accidentes de trabajo o enfermedades profesionales.

No es la primera entrevista que le realizamos a Alvaro Ruiz desde Sindical Federal. Desde el comienzo nos recuerda: “Hace un año señalábamos el horizonte enrarecido que se percibía”. “En realidad estas son viejas fórmulas que el país ha sufrido en otros momentos” agrega.

“En la Dictadura Militar se hizo de manera cruenta, rompiendo un modelo de construcción en el mundo del trabajo y un sistema de acumulación. Para imponerlo se necesita disciplinar a los trabajadores y a las organizaciones sindicales. En aquel tiempo con desapariciones y cárcel de dirigentes y trabajadores. Después han cambiado la forma de intervenir en la economía y la política pero con una misma matriz de acumulación que es la de empobrecer la función del Estado, incluso de sus propios bienes como ya ocurrió en la década del noventa con las privatizaciones” analiza.

A esta altura de las circunstancias ya es vox populi que tras las elecciones el Gobierno pisará el acelerador para imponer una reforma laboral y cambios en los convenios colectivos de trabajo. Se siente con la fortaleza política para avanzar frontalmente en esa dirección, asimismo el sector empresario ve la oportunidad de oro para recortar derechos, en su óptica costos, y tomar el camino de una mayor flexibilización y precarización laboral.

Lo que se viene de inmediato tras el resultado de las elecciones es una reforma laboral profunda que ya ha empezado dispara. “La flexibilización tiene una primera expresión en el desempleo. La desocupación, los despidos masivos lo que provoca es que uno deje de mirar lo que sucede a su alrededor, cuide su empleo y admita muchas de las pérdidas de sus conquistas y derechos porque es la manera de sostener el empleo, aunque es una manera frágil porque es hasta que le toca”.

Desde un plano abiertamente político, Ruiz analiza sobre la posibilidad de resistir una embestida contra el movimiento obrero con una fuerza que incluye al poder del Estado y de todos sus resortes, al Poder Judicial listo para avanzar con causas contra los dirigentes molestos, al mediático para aplastar ante la opinión pública y al económico con los recursos necesarios para torcer situaciones a su favor. ¿Cómo enfrentar esta entente flexibilizadora?

Lo más importante es si el movimiento obrero tiene la voluntad política de hacerlo y también de que no exista la  defección de senadores y diputados que han sido elegidos por un frente político o a una alianza y no por sus nombres y apellidos” en obvia relación a legisladores que en tiempos recientes fueron electos por una fuerza política y que rápidamente conformaron bloques paralelos votando leyes en disonancia con el contrato electoral con el que llegaron a ambas cámaras.

“Hay disposición de una porción muy grande el gremialismo argentino a pelear, la Corriente Federal de Trabajadores es una muestra clara de esto, también de sectores de la CTA de los Trabajadores, pero no parece ser así en la conducción de la CGT y en muchos gremios a los que se denominan independientes” interpreta Ruiz.  

Un temor presente en el mundo del trabajo es la posibilidad de una reforma laboral regresiva al nivel de la brasileña. Un reforma que borró de un plumazo 80 años de conquistas. Consultado Ruiz sobre qué puede pasar en nuestro país se mostró escéptico acerca de que pueda prosperar en Argentina una reforma de esas características.

Apelando a la historia reflexionó: “Argentina tiene desde Perón tienen una estructura sindical que responde a un modelo de concentración y unidad en la representación. Más allá de sus defectos y deficiencias esas debilidades no le restan valor al modelo que ha sido las que le han permitido al movimiento obrero, en diversos momentos de la historia, resistir embates muy fuertes como fue después de 1955, los sesenta con el Plan Conintes o en la última Dictadura Cívico Militar o con la CGT que conducía Ubaldini”.

LEY DE ART: “BUSCAN GENERAR UNA INDEFENSIÓN DEL TRABAJADOR

En el verano pasado se sancionó una nueva ley de Accidentes de Trabajo que despertó tanta elogios del ámbito empresarial como críticas de especialistas en derecho laboral para terminar con la denominada “industria del juicio”. Como ocurrió con la ley de Accidentes de Trabajo sancionada en 1995, a la que numerosos fallos señalaron como inconstitucional, vuelven a proliferar con la actual las medidas cautelares en esa dirección.

Alvaro Ruiz es muy crítico con la sanción y el espíritu de esa ley. “El avance de la implementación de esa ley es corregir algunas defectos de técnica legislativa que se le habían escapado en 1995 (año en que se sancionó la ley previa) para blindar aún más la posibilidad de acceso a la Justicia de los trabajadores y para que las ART, que son empresas con fines de lucro, en forma muy barata, puedan pagar lo menos posible en indemnizaciones y prestaciones”.

“Además avanzaron con una normativa donde se instruía a las ART para que informaran cada juicio que recibieran donde se plantea la inconstitucionalidad de esta nueva ley identificando el cuil del trabajador y cuit del abogado laboralista que patrocinaba más los datos del expediente con la excusa de que se iba a hacer un seguimiento estadístico de la conflictividad” narra.

Ahora lo que importa es saber porque hay reclamos de este tipo sobre la siniestralidad de las causas judiciales de las causas de las demandas judiciales o la búsqueda de trabajadores de eludir comisiones médicas absolutamente cooptadas por las ART y que están hoy más robustecidas para generar una situación de indefensión del trabajador” concluye. 
LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS ANALIZARÁ LOS CASOS DE BRASIL Y ARGENTINA EN MATERIA LABORAL

Para los próximos 23 y 24 de octubre la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)  evaluará las violaciones a los derechos humanos laborales tanto en Brasil como en Argentina bajo el gobierno de Mauricio Macri. Será en una audiencia pública que se realizará el 24 de octubre en Montevideo, Uruguay, a partir de una presentación impulsada por la Asociación de Abogadas y Abogados Laboralistas (AAL) y el CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales), acompañados por las dos Centrales de Trabajadores Argentinos (CTA) y diversas organizaciones sindicales y de derechos humanos.

ENTREVISTA: LAUTARO FERNANDEZ ELEM y GABRIEL FERNÁNDEZ / TEXTO: LEONARDO MARTÍN 

Comentarios

comentarios

Visite también

marcha-multisectorial-al-congreso

MULTISECTORIAL / Marcha al Congreso para rechazar la reforma previsional

La Multisectorial que integran la Corriente Federal de Trabajadores, ambas CTA, la Secretaría Gremial de …